viernes, 4 de febrero de 2011

Diario de viaje del 23 de Enero al 1 de Febrero

Estos 10 días sin duda han sido los de las mejores playas y sitios más paradisiacos que he estado nunca. Tailandia como islas y fiestas no tiene igual aunque tambien tiene excepciones como Phuket. Aun así las fotos que ahora publico son impresionantes y probablemente os muráis de envidia jeje. Disfrutad, aunque sea desde casa, de playas como Maya beach o la isla de James Bond.  Un privilegiado os saluda.


Día 94: Domingo 23 Enero (Railay (Playa Ton Sai – Playa Railay West & East – Phranang Cave)):

Como ayer me acosté tarde hoy me lo tomo con calma y sobre las 11 salgo con intención de sacar dinero del único cajero de Railay y que está en la otra playa a la que se llega escalando una pequeña montaña. Así que me voy para esta playa que se llama Raialay West y disfruto de un rato de esta playa de ensueño. Pero a mi siempre me pica la curiosidad de a donde llevan los caminos que salen de la playa y sigo uno al final de esta playa que empieza  a subir la montaña. A los 5 min me encuentro con una cueva que aunque parece pequeña, empiezo a andar y noto que sale aire con lo que probablemente esté conectada con otra salida. El problema es que está totalmente oscura y no tengo el frontal, por lo que desisto y sigo subiendo por el camino con mis chanclas (ya que pensaba que no iba  a hacer senderismo) y a los 15 min llego a una zona de escalada impresionante por la pared que están escalando y por las vistas que se ven desde allí, que son una pasada.
Ahora toca bajar con mucho cuidado ya que el agarre de las chanclas no es que sea muy bueno. Pero cuando bajo todavía tengo ganas de ver las otras playas de esta península de montañas y playas. Así que me voy hacia la Railay East que está a solo 10 min andando. Esta playa no es que sea muy bonita pero tiene la conexión con un camino muy chulo entre cuevas y estalactitas a una playa impresionante que es Phrangan Cave y en la que solo apenas hay nada construido (solo un pequeño resort que monopoliza la playa). Y aquí si que me quedo descansando un buen rato y dándome unos baños súper relajantes.
Pero en una hora me voy de nuevo a investigar los laterales de la playa y es que aquí todo tiene pequeños caminos que te llevan cada vez a un sitio mejor… y en un lateral de la playa hay una gran cueva que creo que conecta con la que vi al principio del día. Además hay un islote a unos 100 m de la orilla al que se puede ir andando cuando baja la marea. Vamos no te aburres de dar vueltas por aquí… siempre hay cosas increíbles que descubrir.
Estoy allí hasta casi el atardecer donde me encuentro con unos hermanos de Málaga que son la ostia y están todo el rato contando historias súper divertidas. Así que después de comer algo que preparan en los barcas de la playa, nos volvemos a nuestra playa que está a 25 min andando y lo más curioso es que como la marea esta baja podemos pasar a nuestra playa por el mar entre piedras y no tenemos que volver a subir la montaña que cansa un poco.
Por la noche como aquí conoces a la gente súper rápido nos juntamos los malagueños, las galegas, los argentinos, unos vascos, un americano y un canadiense para cenar unos pescados a la parrilla y tomar un Pancakes (crepes) que están súper buenos y cuestan 1 eur… y la verdad es que pasamos una noche súper amena hasta que terminamos yéndonos a dormir por el cansancio.










Día 95: Lunes 24 Enero (Railay (Playa Ton Sai – Deep water solo (ESCALADA SIN CUERDA))):

Hoy toca madrugar un poco porque a las 9 tenemos un tour al que nos hemos apuntado todos, y en el que vamos a hacer escalada en estado puro, es decir, sin cuerda y ninguna sujeción, pero con la seguridad que da tener un profundo mar debajo al que podemos caer si no puedes más o llegas al final.
Pero antes de empezar nos damos un homenaje con un desayuno buffet del hotel que cuesta 2,5 eur y puedes tener de todo (tortillas, huevos fritos, jamón, fruta, yogurt, tostadas, etc …) y creo que  es el desayuno más completo que he hecho en todo el viaje.
Como viene siendo habitual cogemos estas barquillas típicas de por aquí en la que caven 10 personas y en 25 min llegamos a una pequeña isla que se llama “Chicken Island” y en un lateral tiene unas paredes imponentes en las que vamos a escalar.
Lo único que llevamos para escalar son los pies de gato (que nos dan ellos) y un bañador, así que después de subir por una escalera de madera hasta la pared empiezo a escalar una vía que esta catalogada como 6A y que probablemente sea la primera que escalo en mi vida ya que anteriormente solo escale en rocódromo 2 o 3 veces. La verdad es que se pone  complicado y tardo un buen rato en superar los puntos críticos, pero la termino. Y ahora el problema es que estoy a unos 10 m de altura y la única salida es saltar, así que con el acojone que da me tiro como 5 min pensándomelo, hasta que después de una cuenta atrás, me quito el miedo y salto. Es una pasada cuando finalmente terminas saltando.
Bueno para no entendidos en escalada las vías tienen una escala de dificultad que van desde el 4 al 9 y en cada numero tienen a, b y c y las personas con una forma física normal y sin experiencia pueden llegar a hacer hasta un 6a, a partir de ahí la cosa se complica bastante y es cuando te quedas en el barco viendo como algunos maquinas hacen vías 7b, 7c o 8a que son una locura de difícil (por lo menos para mis ojos inexpertos).
Después de 1,5 h escalando (yo con 45 min ay estaba reventado) nos vamos a una pequeña playa en la que estamos solo la gente del tour y nos dan una comida que estaba incluida (el típico arroz frito con pollo) y nos dejan 1 hora para bucear (también te dan las gafas) y el que quiera escalar por la playa, donde los guías nos dan una exhibición de escalada increíble. Comentar que el tour es desde las 9 de la mañana hasta las 16:30 y cuesta 16,5 eur.
Sobre las 1:30 tenemos la segunda sesión de escalada en otra pared cercana, pero esta tiene pinta de ser más complicada y la mayoría de los inexpertos nos quedamos en el barco y solo unos cuantos locos soben hasta los 22 m que tiene la vía más fácil y terminan saltando. Ahí que comentar que a esa altura tienes que tener las cosas claras cuando saltas ya que como caigas mal te puedes reventar contra el agua que se convierte en un muro. Así que esta gente se lo pensaba bien antes de saltar. También había otra vía que llegaba hasta los 35 m de altura pero no hubo ningún suicida que subió.
Por la tarde un poquito de relax y otra estupenda cena con toda la gente que vamos conociendo a lo largo de estos días. Sin duda el ambiente que se respira en Railay es estupendo y te engancha, haciendo que te quedes más días de lo inicialmente previsto.
Barco: 4 h






Día 96: Martes 25 Enero (Railay – Laguna y mirador):

 Tengo una mala noticia: Españoles mi cámara ha muerto. Os explico: hace unos días hubo la fiesta de la luna llena y tuve la magnífica idea de llevarme la cámara, entonces en unos de los lances de la noche la cámara cayo a la playa y empezó a bucear en la arena. Sin duda la arena es el peor enemigo de las cámaras digitales (junto con el agua salada) y es que aunque intentes quitarle la arena soplando o desmontando la cámara, los pequeños granitos se meten en el objetivo y hacen que la cámara no pueda enfocar o simplemente abrirse o cerrarse. Desde entonces la cámara hacia un ruido peligrosamente raro, hasta que ayer después de una vida de 2 años y 10 días, unas 10.000 fotos a sus espaldas e innumerables viajes y aventuras mi querida cámara no se encendió más. Y es que con mi fiel compañera he subí montañas como el Jbel Toubkal o el Mont Blanc, crucé media Europa con la bicy y me di muy buenas fiestas… guardemos un minuto de silencio…
Una vez superada su pérdida tendré que comprar una nueva pero el problema es que estoy en unos de los sitios más aislados de Tailandia así que tendré que esperar mínimo hasta Ko phi phi. 
Volviendo al viaje, hoy tengo ganas de ir a un mirador en el que se ven las dos playas principales de Railay (West y East) de una manera muy espectacular. Así que después de subir otra vez la montaña que nos separa de los turistas y andar unos 20 min subiendo por un camino bastante empinado llego a este maravillo lugar que engrandece aun más la belleza de este paraíso.
A continuación y siguiendo un camino no apto para todos los públicos (ya que hay que bajar por unas cuerdas unos tramos totalmente verticales), se llega a una laguna que esta encajonada entre la montaña y rodeada de pequeñas cuevas donde incluso se puede pasar la noche. Es bastante espectacular pero cuesta un buen rato y esfuerzo llegar.
Por hoy es suficiente y me vuelvo a mi playa para relajarme un poco en estas aguas cristalinas. Ya por la noche después de una cena a base de crepes nos tomamos algo en un bar en que todas las noches tienen espectáculos con fuego que vale la pena de ver. Y tengo las últimas sensaciones en este lugar que me ha cautivado y al que probablemente vuelva en otra ocasión.
Senderismo: 2 h

Día 97: Miercoles 26 Enero (Railay – Ko Phi Phi Don):

Para salir en dirección Ko Phi Phi solo hay un barco al día y sale a las 8:30 y cuesta 7,5 eur. Pero como los barcos no pueden llegar a esta playa porque no tiene embarcadero tenemos que coger una barquilla que nos lleva a mitad de la bahía y allí hacer un abordaje a un barco de verdad. Pero no sé que es peor porque el barco grande está bastante lleno y no tiene muy buena pinta. Finalmente y después de unas 2 horas (30 km) llegamos a las son denominadas por muchos como unas de islas más bonitas del mundo y que se hicieron mundialmente famosas después de la película “The Beach” que fue rodada en Ko Phi Phi Lee que es una pequeña isla deshabitada a unos 15 min en barco de la isla principal que se llama Ko Phi Phi Don.
Las sensaciones cuando llegas a la isla principal son contradictorias ya que el turismo ha invadido despiadadamente este paraíso y lo ha masificado. La playa donde está el embarcadero está completamente llena de barcos tanto pequeños como grandes que atracan directamente  en la arena y le quitan el encanto. Pero al menos todavía no hay carreteras en la isla y no hay vehículos de motos así que ahí poco de calma… bueno durante el día porque por la noche esto es un desfase. Si quereis elegir un sitio paradisiaco con buenos hoteles relativamente barato (en comparación con España ya que es el doble de caro que otros sitios de Tailandia) y con una fiesta espectacular, este es vuestro sitio.
Como la isla esta súper llena porque estamos en temporada alta, los alojamientos están bastante llenos y caros ya que tienen el mismo precio de bungalós para una persona que para dos. Y después de dar vueltas por la isla me encuentro con un americano que conocí en el barco y le propongo compartir habitación ya que así nos sale por unos 10 eur cada uno (con tiempo se puede llegar a conseguir un bungaló por 15 eur). También por casualidad nos encontramos con las gallegas con las que he estado los últimos días en Railay y quedamos para tomar algo por la noche. Pero antes nos vamos a la playa para relajarnos un poco, aunque como comente antes la playa principal este súper llena de turistas y barcos.
De todas formas no podemos estar mucho tiempo porque de pronto llega una tormenta que aprovechamos para ir a comer. Y como vemos que el tiempo sigue revuelto nos vamos a echar una siesta que durará hasta la noche. Y menos mal que cogimos fuerzas, porque por la noche nos esperaba un fiestón y es que hoy en “Half Moon Party” (fiesta de la media luna). Pero antes de la fiesta veo que hay tiendas que venden cámaras digitales y no puedo aguantar más sin cámara, ya que los paisajes aquí son increíbles. Así que aun sabiendo que el precio no es el más bueno y la cámara no es la mejor (al menos el Canon) me compro la Canon Powershot 495 que tiene 10 Mpx y aunque es más simple que la Ixus que tenía antes hace muy buenas fotos.
Bueno aquí te puede pillar una súper fiesta si estas en luna llena, luna nueva, media luna, fin de semana o días entre semana… jejeje es decir todos los días pero las más grandes son de luna llena. Lo único malo es que está lleno de americanos, australianos y europeos un poco desfasados, pero en general el ambiente es muy bueno y aquí las cervezas de medio litro del súper cuestan 1,5 eur así que es factible beber.
Normalmente se empieza en unos bares que tienen música en las callas del centro y sobre las 12 la gente se va a la playa donde hay 3 discotecas principales en las que bailas directamente en la arena con una música que no tiene nada que envidiar a las mejores discotecas de Madrid o cualquier capital. Y ahí está lo mejor de estas fiestas, y es que estas casi mojándote los pies en el mar, con buena música, el cielo estrellado, un montón de gente con ganas de fiesta y por supuesto entrada gratis… yo me quede hasta las 3 ya que al día siguiente tenía que coger un tour por las islas cercanas…
Barca: 15 min
Barco: 1,5 h





Día 98: Jueves 27 Enero (Ko Phi Phi Don ( Mirador – Long Beach)):

Cuando suena el despertados, aparece el señor de la maza dándome en la cabeza… una resaca… y no me veo montándome en un barco desde las 9:30 de la mañana hasta las 7 de la tarde… así que le vendo mi ticket al americano y sigo durmiendo (ya la haré mañana).
Pero tampoco puedo dormir demasiado ya que me tengo que cambiar de habitación porque mi compañero se va mañana. Así que a las 11 me voy a mi nuevo hogar que es uno de los hostales más cutres que he estado pero es el alojamiento más barato de la isla y cuesta 7 eur por una habitación de 20 camas totalmente pintorreada por la gente en la no hay llave y los cuartos de baños no se limpian desde que se construyeron y lo mejor es que dicen en los carteles que no entres con zapatos y yo les digo … y una mier…
Bueno como solo voy a ir a dormir no me importa mucho y hoy me toca explorar un poco la isla, así que me voy a otra playa céntrica que no tiene tantos barcos y está bastante mejor aunque con muchos turistas.
Por eso después de comer, continúo y me voy a un mirador en el que se tienen las mejores vistas de esta isla. Y es que desde allí se ve la forma tan característica de esta isla con sus dos playas en forma de media luna y casi tangentes (ver fotos mejor). Y en este paseo también sales de la masificación y encuentras un poco de paz y vistas impresionantes.
Una de las cosas que me impresionan de andar por la isla son las señales de evacuación en caso de Tsunami… bueno es la primera vez que veo algo así, pero tienen todo el sentido ya que en 2004 estas islas (así como todo el mar de Andaman y de la India) fueron azotadas por el peor Tsunami de la historia en el que murieron más de 200.000 personas. Aquí la ola cruzo de una playa hasta la otra arrasando todo lo que había en medio (es decir el 80% de las casas).
Y para terminar el día me voy a la que dicen, la mejor playa de esta isla que es Long Beach y que está a 20 min andando desde la principal por un pequeños sendero que bordea el mar y que esta salpicados de pequeños resorts con bungalós. Y vale la pena ya que en el camino hay pequeñas calas estupendas y paisajes estupendos para relajarse. Además esta playa está protegida para que los barcos no lleguen y por eso tiene un ambiente diferente y de relax. Además de vuelta me pilla el atardecer y veo como el sol se esconde por las imponentes montañas que tiene esta isla.
Hoy solo ceno algo rápido y después de quedar un rato con las que se están convirtiendo en mis compañeras de viaje (las gallegas) me voy a dormir para estar fresco para el tour que voy a hacer mañana.
Senderismo: 2 h









Día 99: Viernes 28 Enero (Ko Phi Phi Don ( Tour: Bambo island – Mosquito Island -Ko Phi Phi Lee)):

Hoy, y con un día de retraso, voy a una de las mejores playas de mundo: maya beach (la de la película con Di Caprio) y además vamos a visitar otras 3 islas, bucear en 3 sitios espectaculares y pasar por otras playas estupendas (las fotos de hoy son unas de las mejores del viaje).
Bueno el tour incluye 10 sitios diferentes y te dan comida (muy escasa en cantidad), material para bucear, y estar dando vueltas con el barco desde las 10 de la mañana hasta las 7 de la tarde por tan solo 10 eur.
Así que el primer sitio que visitamos son los alrededores de Long Beach en ko Phi Phi Don donde estamos 30 min buceando y viendo cientos de peces de colores y algunos bastantes curiosos como el pez globo. A continuación vamos a Bambú Island en la que te quedas flipando con el color de las aguas que la rodean ya que son el verde más bonito que he visto nunca y las playas son de arena súper fina y blanca. Además relativamente no tienen mucho turismo, ni construcción. En esta isla estamos 1 h y continuamos pasando por Mosquito Island, la cual rodeamos aunque no paramos, continuando hasta una pequeña bahía en la isla principal donde volvemos a sumergirnos para disfrutar de la fauna marina. El problema es que todavía se notan los efectos del Tsunami en la flora, es decir, el coral, ya que fue muy dañado o destruido hace 7 años y todavía no está muy recuperado (ya que comparo con los corales de la gran barrera y no tienen nada que ver). Aun así es muy bonito y es genial poder bucear en estas aguas cristalinas.
Después de un buen rato en el barco llegamos a otra parada ahora en Monkey beach (en la isla principal) y en la que ahí monos… uuuhhh que novedad (por lo menos para mí ya visto miles de monos en el viaje). Pero la playa esta súper bien y las aguas son súper espectaculares. Además nos tomamos unos batidos para hacer tiempo hasta la siguiente parada.
A partir de aquí el viaje se complica un poco porque para llegar hasta Ko Phi Phi Lee la isla más increíble el mar está bastante picado y con la barquilla con la que vamos entra toda el agua cuando hay olas. Así que le ponen unos plásticos especiales y nos empiezan a entrar las olas dentro de la barquilla, además de los saltos que damos con las olas… vamos si te da miedo el mar o te mareas no te vayas porque lo vas a pasar un poco mal (yo me tome una pastilla para el mareo porque ya lo sabía). Pero después de unos 20 min de mal tiempo llegamos a esta isla, la cual bordeamos viendo sus imponentes acantilados y algunas pequeñas cuevas como la Vicking Cave que tiene entrada y salida por dos partes diferentes de la isla.
Antes de llegar al destino más deseado paramos en la bahía para bucear por última vez y después de media hora volvemos para llegar a “La Playa”. Cuando llegamos era un poco tarde (sobre las 5:30 de la tarde) por lo que esta playa ya no tiene sol porque está totalmente rodeada por montañas muy altas y escarpadas. Este es el punto negativo, pero el punto positivo es que no hay tanta gente como por la mañana, es más cuando llegamos empiezan a irse todos los barcos y en escasamente 30 min la playa esta casi vacía porque se aproxima el atardecer. Sin duda recomiendo visitar esta playa y creo que al no tener gente gana muchísimo. Creo que no tengo adjetivos para calificar tanta belleza y la sensación que se tiene en esta playa es indescriptible. Solo podréis tener una pequeña imagen de ella viendo las fotos pero aun así hay que estar allí para apreciarla de verdad. Además esta isla es súper pequeña y por un pequeño camino de arena blanca se cruza hacia el otro lado de la isla en 5 min y en medio hay una zona de acampada en la que puedes hacer noche solo en tour organizados por unos 35 eur la noche (se aprovechan un poco pero yo creo que si vuelvo otra vez lo haría).
Bueno después de 1 hora de disfrutar al máximo de esta playa y quedarnos prácticamente solos allí salimos de vuelta a casa con el atardecer como compañero de viaje y claro otra vez las olas que nos mojan la barquilla.
Para dar un buen final al día termino quedando con las gallegas y otras chicas que conocimos en un italiano y nos vamos otra vez de fiesta que es lo que toca en esta isla. Que buenos bailes nos echamos…
Barca: 6 h





















Día 100: Sabado 29 Enero (Ko Phi Phi Don  - Phuket):

Ya ha llegado el día de salir de estas islas y llegar a Phuket, es casi un viaje desde el cielo al infierno. Ya que según he escuchado Phuket si que esta masificado y tiene todos esos tópicos de Tailandia de turismo sexual, etc.
El billete de barco cuesta 5 eur y te lleva en 1h y 45 min hasta el puerto de la isla de Phuket. Desde allí tengo que ir a mi hostel que está en Patong Beach que es la playa más famosa de la isla y para ellos elijo la opción más económica para recorrer esos 20 km y es un Shuttle bus que te va dejando la a la gente en sus hoteles y que cuesta 4 eur (el taxi cuesta 13 eur).
Al menos cuando llego el hostel no está mal y la habitación tiene aire acondicionado y está bastante limpia, aunque la cama esta como una piedra. Además tiene internet y una gran terraza en la azotea así que por 6 eur está bien.
Como hoy estoy bastante cansado porque he dormido poco y mal, después de comer copiosamente me encamino a una gran siesta que durara desde las 15 hasta las 19… después solo quiero estar tranquilo pasando las fotos al ordenador y claro tengo que escribir el diario con el que voy muy atrasado ya que la última semana he estado todo el día haciendo cosas. También me veré una peli que hace mucho que no veo nada en la tele o el Pc y a dormir.
Barco: 1 h 45 min
Bus: 30 min




Día 101: Domingo 30 Enero (Phuket):

Hoy no tengo mucha prisa por despertarme ya que tampoco tengo mucho interés en Phuket así que sobre las 11 me voy a dar una vuelta y confirmo las sensaciones de que no es nada bonito Patong beach. Cuando llegas a la playa te encuentras con un paseo marítimo lleno de vendedores de todo tipo que son bastante pesados. Te intentan vender tours, ropa, masajes, sexo…
Y sobre la playa no es que este mal ya que es una playa amplia de arena blanca y muy larga, pero esta tan explotada y masificada que prácticamente no hay sitio para poner una toalla ya te todo está lleno de tumbonas con sombrillas.
Sobre el publico que regenta esta playa es considerablemente mayor y la mayoría supera las 60 años y misteriosamente muchos de ellos están con jovencitas tailandesas (será porque estos maduritos tendrán un atractivo físico irresistible para estas mujeres jeje).
Como no tengo mucho que hacer y veo que pelarse aquí es muy barato pues me voy al barbero y por 4 eur me pela, me afeita (creo que es la primera vez que alguien me afeita jeje) e incluso me da un masaje en la cabeza.
Por lo demás poco más que comentar, muchos apartamentos, hoteles, precios sobre la media y tráfico. Así que me dedico a buscar un tour para el día siguiente para ir a visitar la isla de James Bond que es una isla que salió en una antigua película de 1974 llamada “El hombre de la pistola de oro”. Después de hacer el estudio de mercado finalmente y sin que sirva de precedente elijo la opción cara porque se va en “Speed boat” que es un yate en el que nunca me he subido y en el que se puede visitar muchas más cosas que con el barco normal.
Para que me hicieran buen precio también compro el viaje hasta mi siguiente destino: Ko Phangan que está un poco lejos y en total me sale por 30 + 16 eur.
Como tengo los asuntos pendientes ya solucionados me echo una siesta y me levanto para dar una vuelta nocturna por el infierno. Y nada más salir del hostel me voy dando cuenta de lo que aquí se mueve, y cuando llego a la calle principal empieza el espectáculo. Esto parece una feria llena de luces, música a toda hostia, cientos de bares y muchísima gente. Pero lo que realmente lo diferencia de otros sitios es que es el sitio con más putas, ladyboys (transexuales), gays, barras americanas, sitios de estriptís y depravación que he visto nunca. Vas andando y prácticamente no te dejan ni avanzar ofreciéndote sexo, alcohol, entrar a un sitio o a otro, etc. Y lo más curioso es que todos los bares están abiertos hacia la calle pudiéndose ver todos los espectáculos de mujeres bailando en las barras americanas, etc… sinceramente no sé cómo la gente puede estar aquí, y es que a muchos turistas les parece gracioso o incluso les gusta pero a mí me parece asqueroso y una depravación para la mujer y gastando tu dinero en estos bares fomentas que esto se haga más grande.
Bueno después de 1 hora dando vueltas tengo más que suficiente y me voy a dormir que mañana tengo un tour más que interesante por la bahía de Phuket y el parque nacional de Phang nga.






Día 102: Lunes 31 Enero (Phuket ( Tour: Naka Yai – Phanak – Hong – James Bond Island – Pan Yi)):

Me levanto a las 7:30 para tomarme un desayuno americano (3,5 eur) que tiene de todo pero los precios van subiendo conforme los sitios son más turísticos (recuerdo aquel buffet por 2,5 en Railay…). Los del tour me recogen a las 8:30 y después de recoger al resto de participantes nos vamos hacia el puerto al que tardamos casi una hora.
Allí vamos esperando a el resto de mini buses que  van llegando con la gente, y es que finalmente aunque en Phuket hay cientos de agencias de viajes casi todas te ofrecen lo mismo y pagues más o menos vas a ir en el mismo barco.
En principio el barco rápido tiene como ventaja que ves mas islas, pero como inconveniente que cuando vas navegando no disfrutas tanto de las vistas porque tienes que ir sentado y las ventanas son pequeñitas para hacerlo más aerodinámico. Y otro pequeño inconveniente es que los participantes de este tipo de tour no suelen ser muy jóvenes con lo que  no te lo pasas tan bien.
Pero bueno es una experiencia diferente que es lo que quería, y los paisajes por los que vamos pasando son más que espectaculares ya que es como si a una cordillera de montañas las hubieras inundado hasta la mitad y solo sobresalen los picos. Y aunque parezca mentira esto es lo que pasó a lo largo de miles de años con las diferentes eras glaciales y esa continua subida y bajada del nivel del mar fue erosionando estos picos de las montañas hasta quedar con formas súper espectaculares, creando miles de cuevas en su base y formas muy caprichosas.
Las primeras paradas que hacemos son para ver las cuevas que se formas en todas estas islas y bordeamos un islote en concreto que está muy chulo. Pero sin detenernos mucho continuamos hacia un sitio donde cogeremos unos kayaks. Esta parte es de las mejores de la excursión ya que con los kayaks nos metemos en cuevas en las que nos tenemos que casi tumbar para entrar y pasamos un montón de rocas en las que se pueden intuir las formas de distintos animales.
Como el tour tiene incluida la comida, nos vamos a un pequeño pueblo que está construido sobre el agua y está lleno de restaurantes y nos dan una comida bastante buena. A continuación seguimos la ruta y nos vamos a la mayor atracción del viaje: “La isla de James Bond” y aunque ya la había visto en fotos, en persona impresiona mucho más aunque siempre con el inconveniente del circo que de turistas que se monta alrededor. Y es que la pequeña isla anexa está llena de puestecillos que te venden recuerdos. Pero en general me gusta mucho y esta isla tiene mucho encanto con sus cuevas y paisajes sacados casi de ciencia ficción.
Solo estamos 1 hora en la isla y con pena tenemos que continuar el viaje para ir a otra isla donde gracias a las mareas se ha creado una cueva que comunica la playa con una cavidad interior de la isla  a la que solo se puede entrar con linternas y cuando la marea esta baja tardándose unos 10 min en el interior de la cueva… bueno es algo impresionante difícil de describir.
Ya para terminar el tour nos llevan a una isla que tiene una playa para bañarse, ya que en el resto de sitios que hemos estado no es recomendable bañarse porque está lleno de rocas, y es que esta bahía no se caracteriza por sus playas o agua cristalinas.
Pero al menos a la playa donde vamos nos pudimos bañar y relajar durante 1 h y como sorprendentemente hasta ahora no me había pedido un coco, esta es la oportunidad y por 1 eur me bebo y como mi coco fresquito en la playita. La verdad es que esta de lujo el coco y junto con un pequeño sueñecito y una vuelta al embarcadero termina esta excursión que aunque un poco  cara ha valido la pena.
Ya de vuelta como estoy bastante cansado y mañana tengo un largo viaje decido quedarme en el hostel y dormir pronto.
Yate: 6 h
















Día 103: Martes 1 Febrero (Phuket – Isla de Ko Phangan):

Hoy me espera un largo viaje y me levanto a las 7 para que me recojan en el hostel a las 7:30. Después de 1 hora recogiendo gente y yendo hacia la estación principal de buses de Phuket, llegamos y nos tenemos que cambiar desde el mini bus al bus grande. Este bus es considerablemente confortable y aunque tardamos 6 horas en llegar hasta la otra costa de Tailandia (pasamos del mar de Andaman al mar de China), no se hace demasiado pesado ya que las carreteras no están demasiado mal.
Ahora ya en el puerto solo nos queda esperar media hora a que salga el barco más lento del mundo que en la increíble marca de 3,5 h nos llevara a la isla de destina que esta a una distancia de unos 70 km. Pero como voy hablando con unos ingleses no se me hace muy largo y además viendo atardecer se ameniza el viaje.
Bueno una vez en la isla tienes que coger el monopolio de taxi que existe y que cobra 2,5 eur por cabeza da igual si eres 1 que 8 y donde vayas. Teniendo en cuenta que mi Resort esta a 3 km, es un poco caro pero me da igual, ya quiero llegar y cuando llego la verdad es que me encanta el sitio. En Phuket decidí que me merecía ya un sitio chulo en la playa y para mí y reservé este bungaló en este resort que está en primera línea de playa con piscina, ect y que me cuesta 12 eur (mismo precio para uno que para dos). Lo mejor es que hace un mes, en Singapur conocí a una chica alemana que fue la primera persona que me hablo de las fiesta de la luna en esta isla y por la que decidí venir aquí y da la casualidad que ella también llega mañana, así que le envié un email y finalmente va a compartir el bungaló conmigo, así que mitad de precio por estar en el paraíso jeje.
Pero la cosa aun mejora más ya que las chicas gallegas con las que he estado viajando en las semanas pasadas también llegaron hoy al mismo resort y quedaré después con ellas.
Como tengo algo de hambre me voy a comer algo y ya como algo típico tailandés que es como una sopa de fideos con trozos de carne y especias y por 1 eur. Pero me vuelvo pronto al hotel ya que tengo ganas de estrenar la piscina junto al mar, y aunque es de noche se está de lujo. Pero la cosa puede mejorar ya que me quejo (de buenas maneras) sobre que mi habitación no tiene enchufe y después de confirmarlo con el de la recepción deciden cambiarme a un bungaló de categoría superior (que costaría unos 18 eur) y que tiene mejores camas, aire acondicionado y a escasos 10 metros de la playa. Es más durmiendo escucho las olas del mar… que pasada.
Después quedo con las gallegas que ya llegaron por la mañana y me cuentas ya un montón de cosas sobre la isla y planeamos un poco que vamos a hacer los siguientes días, que será una mezcla entre playas y fiesta con el colofón final de “Black moon party” o fiesta de la luna nueva que es una de las mayores fiestas que se celebran en Tailandia (la mayor es la de la luna llena pero me han dicho que esta tiene mejor ambiente al no estar tan masificada).
Pero para terminar el día y gracias a que en la piscina del hotel ahí una pequeña fiesta de música electrónica, nos damos un baño con las estrellas de fondo y un ambiente muy chill.
Mini bus: 1h
Bus: 6 h
Barco: 3,5 h 

No hay comentarios:

Publicar un comentario