lunes, 7 de marzo de 2011

Diario de viaje del 23 de Febrero al 5 de Marzo

Hola amigos en estos 11 días he pasado por 3 países, pasando por Bangkok donde encontré a unos buenos amigos de España, Camboya donde he visto los increíbles templos de Angkor, he comido cosas ricas como saltamontes, grillos o ratas fritas y he visto las atrocidades que el hombre puede llegar a hacer con el regimen de Pol Pot y he entrado en Laos donde me he introducido en el Mekong. Bueno hay un montón de historias en estos días y espero que os gusten.
Las fotos en los enlaces de Tailandia, Camboya y Laos. 

Día 125: Miércoles 23 Febrero (Bangkok):

Después de pasar las 11 h de viaje en el bus llego a Bangkok con la espalda un poco partida y como el bus te deja cerca de donde me quede la otra vez, pues a las 6 de la madrugada me voy andando a buscar alojamiento. El problema es que parece que hoy esta todo un poco lleno y no hay alojamiento barato, así que me tiro 20 min dando vueltas preguntando hasta que encuentro un sitio por unos 10 eur con aire y está bien, pero aun así es muy caro en comparación a los 3,5 eur que pagaba en Chiang Mai.
Después de  desayunar y una merecida ducha ya estoy listo para dormir hasta las 12:30 de la mañana ya que a la 1 he quedado con dos amigos que por sorpresa vienen a Tailandia y coincidimos justo los dos días que voy a estar en Bangkok.
Ya una vez descansado me voy en busca de Pablo y Clara con los que quede por email en una esquina de Khaosan Road. Aquí en Asia todo va a la antigua usanza se queda a una hora en un sitio y hay que ir porque no hay móvil para avisar. Así que después de un rato nos encontramos y los acompaño a buscar alojamiento, ya que acaban de llegar del aeropuerto. Y una vez instalados empezamos a visitar la ciudad haciendo caso del consejo que me dio un español que conocí, que me dijo que cogiera los barcos públicos que pasean por el rio ya que son súper baratos. Así que por 25 cent cogimos un barco, que aunque estaba súper lleno nos cruzo durante 40 min toda la ciudad por el rio.
Pero como no habíamos mirado el mapa no sabíamos donde parar, así que nos bajamos en la última y lo volvimos a coger de nuevo para pararnos en un templo muy chulo que se veía desde el rio. Este templo se llama Wat Arun Ratchawararan y cuesta entrar unos 3 eur y es que en Bangkok en casi todos los templos hay que pagar, al contrario que en el resto del país.
A continuación cruzamos de nuevo el rio con un barquito que cuesta 8 cent y nos vamos andando hasta llegar a un columpio gigante que antiguamente se utilizaba, pero que prohibieron porque murió mucha gente jeje que cafres. Y justo al lado hay otro templo con un gran buda que se llama Wat Suthat.
Ya de vuelta vemos el monumento de la democracia y volvemos al hostal para descansar un rato hasta la cena.
La cena la tomaremos como es habitual en los puestecillos de la calle y después nos dimos una vuelta por las calles más típicas donde por la noche están todo el rato intentando llevarte a ver el show del Ping Pon donde unas señoritas te lanzan las pelotas desde su interior… bueno si queréis más info buscarlo en internet. Pero nosotros no fuimos porque sale caro y estábamos muy cansados.







Día 126: Jueves 24 Febrero (Bangkok (Recogida de las visas)(ECUADOR DEL VIAJE)):

Antes de todo reseñar que hoy supuestamente es el ecuador de mi viaje y digo supuestamente porque es según lo que planee, pero hasta que no termine el viaje no podré decir que esto fue el ecuador ya que hay muchas variables pendientes como el dinero, la salud, el estado de países como Pakistán, etc que hasta que no vaya llegando no podré saber. Pero igualmente llevo viajando ya más de 4 meses y me parece increíble lo que he vivido en este tiempo, ya que la mayoría de la gente no tiene tantas experiencias en una vida entera jeje.
Con respecto a hoy, me toca cambiar de alojamiento a otro más barato que me cuesta 7 eur y a continuación quedar otra vez con mis amigos para seguir viendo la ciudad y es que hoy nos toca el plato fuerte, que es el palacio real o “Gran Palace” que aunque es caro (12 eur) vale la pena visitar ya que en su interior hay multitud de templos y palacios con un estado de conservación perfecto y una belleza extraordinaria. Sin duda son los mejores templos budistas que he visto por su tamaño y decoración. Y dentro te puedes tirar viendo templos más de 3 h y eso con el calor que hace (34 grados) es más que suficiente para estar cansados. Así que decidimos volver cerca de nuestro hotel y meternos en un burguer King ya que es uno de los pocos sitios que tiene aire acondicionado y bueno ya que estamos comerme un menú que de vez en cuando viene bien comer comida sana (jeje aquí el burguer es un restaurante de lujo).
Estamos un largo rato descansando hasta que llega la hora de que yo recoja mis visados en la agencia en que hice. Y cuando llego tienen el pasaporte con las visas pero con algún fallo, como en la de Vietnam que me lo han hecho de entrada simple y lo necesitaba múltiple.  Así que me voy para el hostel pensando en la restructuración de mi plan inicial. Y decido cambiarlo y entrar después de Camboya a Laos y desde el norte de Laos a Vietnam para bajar hasta el sur (Ho Chi Mhin). Pero con este plan tengo que coger un vuelo a china y me doy cuenta que tengo otro problema ya que la visa de china es también para una sola entrada y si entro en Macao o Hong Kong cuenta como una entrada y salida de china. Por lo que mi única opción es volar desde Vietnam a Macao y desde allí barco a Hong Kong (70 km) y ya después entrar en china una sola vez. Y es que aunque Hong Kong es parte de china tiene unas condiciones especiales por las que no se necesita visado chino para entrar pero tiene una frontera en toda regla con China. Bueno es poco complicado y ya os lo contare cuando este por allí.
Así que como mis amigos se van hoy por la noche para Ko Tao, después de despedirlos y de que casi no se vayan porque no los recogieron y tuvieron que llamar a la agencia, me quedo en internet averiguando todos mi nuevos cambios en la ruta y confirmo que es factible con mis visas hacerlo de la nueva manera y el único problema es que tengo que salir de Vietnam en 29 de marzo ya que se me acaba la visa. Por lo que desde el 25 de febrero al 29 de marzo tengo que ver Camboya, Laos y Vietnam algo que se antoja un poco complicado y tendré que ponerme las pilas y tirar un poco rápido.





Día 127: Viernes 25 Febrero (Bangkok – Poipet (Frontera Camboya) – Siem Riap):

Hoy toca madrugar de nuevo ya que me recogen a las 7:30 de la mañana para hacer el viaje desde Bangkok hasta la frontera de Camboya y desde allí hasta Siem Riap. Este viaje me cuesta en total 9 eur más que visado que ya tengo y que en se puede hacer en la frontera por unos 20 eur.
Así que nos montamos en un mini bus que va hasta los topes y me toca el peor asiento en el que me tirare 5 h hasta la frontera con además una parada de 1 h para esperar a uno que tenía que venir y otras 2 paradas en gasolinera ya que estos mini bus funcionan con gas y tienen que repostar con mucha frecuencia. Por lo que el viaje se hace bastante pesado y cuando llegamos a la frontera tengo que esperar a que los demás hagan el visado que yo ya tengo hecho por lo menos 1 h a la fresca de 35 grados.
Después el bus no puede pasar la frontera así que hay que hacerlo a pie y pasar el control Tailandés andar otro rato y pasar el control de Camboya en el que estamos 30 min en una cola con un calor del copón. Pero por fin me sellan el pasaporte que se va poniendo interesante y otra vez a esperar a que venga un bus chunguisimo sin aire que nos llevara hasta una estación de buses en mitad de la nada.
Otra paradita de media hora y ya cogemos el bus medio bueno (con aire y semi confortable) que nos llevara hasta Siem Riap. Pero antes paramos a comer ya que desde las 7 de la mañana nadie ha comido y son las 4:30 de la tarde. Así que otra media hora comiendo y continuamos hasta llegar por fin a las 7 de la tarde a este pueblo donde además el bus te deja a tomar por … y tienes que coger un tuk tuk muy rustico que me llevara al hotel. Bueno el hotel lo había reservado ya con la agencia que me vendió el billete porque no tenía ganas de complicarme más después de este placentero viaje y me cuesta 10 eur (muy caro) pero estoy en unos de los mejores hoteles en los que he estado en el viaje.
Pero como tengo que cenar me voy a dar una vuelta y veo un sitio para comer donde me como mi arroz con pollo típico. Y por casualidad se sienta al lado una chica de suiza que también viaja sola y nos ponemos a hablar y me cuenta que su hotel cuesta 3,5 eur así que ya sé donde voy a dormir mañana.
Con respecto a la comida aquí es un poco más cara que en Tailandia pero con respecto al alojamiento parece que es más barato. Además nada más entrar al país te das cuenta del cambio con Tailandia ya que aquí se ve muchísima más pobreza, las casas mucho más humildes (chabolas), las calles más sucias (estilo Indonesia) y un montón de niños pidiéndote por la calle. Aunque aquí la gente me resulta más simpática y amable pero más pesados .
Con respecto a la moneda se pueden utilizar dólares americanos, pero tienen una moneda local que se llama Riel y que con 1 eur te dan 5500 y llegan a haber billetes de 100 (2´5 cent) así que cuando cambias te dan un fajo de billetes que flipas (ver foto jeje), además el billete más grande es de 2,5 eur.
Bus: 5 + 1 + 4: 10 h





Día 128: Sábado 26 Febrero (Siem Riap (Templos de Angkor)):

Hoy es el día de visitar los famosos templos de Angkor y símbolo nacional de Camboya y son tan importantes por aquí que están hasta en la bandera del país.  Para ello me cojo una bici que me dejan en el hotel y me recorro los 7 km que separan la Siem Riap de los templos y por primera vez en mi viaje ha vuelto el sentido común y en este país se conduce por la derecha ¡Aleluya! Ya creía que le mundo se había vuelto loco jeje. Pero aunque se conduzca por la derecha aquí tienen una reglas parecidas a Indonesia y todo vale por lo que hay que tener cuidado con todo.
Cuando por fin llego casi a la puerta hay un control que pide los tickets pero allí no los venden y resulta que me he pasado la oficina de venta que esta 5 km más atrás… vuelta para atrás con todo el calor que hace (35 grados) y a comprar los billetes que son bastante caros, y cuestan 17 eur siendo una de las cosas más caras que he pagado nunca aunque sin duda valdrá la pena.
Bueno un poco de historia de estos templos para que entendáis mejor las fotos: La ciudad de Angkor con sus templos fue construida entre los siglos IX y XIII por una civilización que dominaba la zona y generación tras generación fueron construyendo más y más templos y en la ciudad llegaron a  vivir medio millón de personas siendo la ciudad más poblada del mundo de la época. Lo que pasó no se sabe muy bien pero tras las invasiones de otros reinos la cuidad fue poco a poco abandonada en el siglo XV hasta su desaparición en la selva, quedando únicamente habitado el templo de Angkor Wat por algunos monjes budistas.
Tras siglos perdida fue reencontrada por los franceses y la primer libro que habla de esta ciudad se publico en 1860, pero la selva la hizo suya en muchas de sus construcciones y eso es lo que la hace tan espectacular en muchas de sus zonas más perdidas. Además la dimensión del recinto de los templos es descomunal estando repartidos los templos por una extensión de más de 200 km cuadrados. Incluso yendo con la bici se necesita mucho tiempo y ganas para ver todos los tempos en un día. Yo empecé a las 11 de la mañana y a las 6 de la tarde todavía me quedaban por ver unos 5 templos a los que ya no pude entrar porque cierran a las 5:30. Aun así vi los más famosos como Angkor Wat con sus 5 torres increíbles y vi el atardecer en un templo encima de una colina. Y aunque hay muchos turistas por los templos al ser tan enorme te puedes llegar a perder un poco y sentir como la selva se mezcla con los pequeños templos donde no hay turistas. Es totalmente increíble ver como árboles centenarios de más de 50 m de altura han crecido encima de los muros y columnas de los edificios fusionándose de una manera impresionante. La mayoría de los templos están parcialmente reconstruidos pero hay algunos que están casi como los encontraron y son los mejores. Pero aquí haría falta una legión de arqueólogos para rescatar todas las piedras repartidas por esta inmensa superficie y poder reconstruir el esplendor que tuvo en su día, Además estoy seguro que en los alrededores tiene que haber montones de pequeños templos y casas de la gente que vivía allí que no han sido encontrados porque están enterrados bajo la espesa selva casi impenetrable.
La visita la hago parcialmente con una chica americana que también tiene una bici y así podemos hacernos fotos más fácilmente y además comer juntos en unos de los muchos puestos que hay por allí. Lo único malo de la visita es el calor implacable que nos azota a mas de 35 grados. Pero sin duda estos templos - ciudad son una maravilla de la historia del hombre que vale la pena de visitar y preferiblemente en 2 días.
Para terminar veo el atardecer y me toca volverme con bastante poca luz para cenar algo, ducharme y dormir porque ha sido un día extenuante.











Día 129: Domingo 27 Febrero (Siem Riap):

Hoy me levanto tarde porque realmente necesitaba descansar de ayer y de la última semana y como volver a los templos es muy caro y hacer otro tipo de excursión a otros templos es igual de caro y estoy cansado de templos decido quedarme en la ciudad y planear un poco de futuro de viaje, como comprar los billetes de Vietnam a Macao en el que curiosamente tendré que parar 1 día en Singapur y comprar el billete en barco (por un rio) que me llevara a mi siguiente destino que es Banttanban. El billete me cuesta 18 eur y es muy caro pero quiero ver un poco del interior de Camboya y desde el barco se ve todo muy bien.
Así que hoy es un día de internet, escribir, leer y descansar ya que no va a ver muchos de estos días en el siguiente mes.



Día 130: Lunes 28 Febrero (Siem Riap - Battangban):

El viaje en barco dura unas 9 h para unos 170 km y me recogen a las 6:30 así que no veas que madrugón. Tomo un pequeño desayuno y cojo el bus que me llevará al embarcadero que está a unos 20 km. Así que en sobre las 7:30 sale este minúsculo barco en el que tendré que estar 9 h y en el que nos hacinamos unos 25 turistas (menos mal que se nadar porque sino sí que estaría acojonado jeje). Pero aparte de lo precario, lento y el calor, el paisaje vale mucho la pena y nada más empezar ya se pueden ver la típicas casas flotantes donde vive la gente de por aquí.
Lo más curioso de este afluente del rio Mekong y que empieza en el lago más grande del sudeste asiático, es que durante la época seca en un afluente del Mekong, es decir, vierte sus aguas en él, pero durante la época de húmeda es el Mekong el que invierte el cauce y llena el lago, ya que lleva tantísima agua que durante esta época el lago llega a tener hasta 10 m de profundidad cuando ahora tiene apenas 2 m.
Por estas fluctuaciones tan características y estacionales las casas de las orillas y sus gentes tienen que vivir en casa flotantes hechas de bambú e incluso hay pueblos flotantes que se van trasladando dependiendo de hacia donde va el rio. Por eso se pueden ver escuelas flotantes, hospitales, policía, etc aunque todo muy rustico. Y se puede ver cómo vive esta humilde gente y sobre todo los niños para los que el hecho de pasar el barco es un gran acontecimiento en el día y se ponen todos a saludarte y son súper felices cuando les saludas.
Lo malo es que como el caudal del rio es muy bajo porque estamos en mitad de la época seca el barco tiene que ir muy lento para no chocar con el fondo de apenas 50 cent en algunos sitios por lo que el viaje se hace un poco largo. Pero algo que me ameniza mucho el camino es que me encuentro con 2 españoles, un gallego y un catalán, con los que me tiro hablando casi todo el camino y que me cuentan que el día anterior hicieron un tour desde Siem Riap para ver los pueblos flotantes y que era lo mismo que este viaje pero mucho más corto y caro. Y es que es casi todos los sitios de Camboya te intentan timar para que hagas tour magníficos pero solo algunos valen la pena.
Hasta que por fin llegamos al precario embarcadero de Banttanbang donde me recogen los del hotel que había reservado en la ciudad anterior y que por 4 eur tengo una habitación bastante buena.
Como todavía queda un poco para el atardecer y aunque he estado viajando desde las 6:30 hasta las 17, me doy una vuelta por la ciudad que por cierto no tiene mucho que ver y ceno algo en los típicos puestecillos de la calle. Y antes de acostarme acuerdo con un local una excursión para el día siguiente para ver la zona.
Bus: 1h
Barco: 9 h











Día 131: Martes 1 Marzo (Battangban):

Hoy me espera una buena introducción a la verdadera vida camboyana y es que mi guía en un chaval de 22 años que ya desde el inicio me cuanta un montón de cosas sobre su estilo de vida y sus costumbres. Y entre estas lo que ellos suelen comer por lo que para desayunar nos paramos en un puestecillos a las afueras donde tomamos unas especies de … nose, pero estaba bueno. Pero como no se había quedado lleno seguimos paseando con el tuk tuk y paramos en un puesto que venden saltamontes y grillos fritos, así que empezamos con las delicatesen del país jeje. Para no ser menos tuve que probarlos (no están muy mal) pero cuando se encontró en medio de los saltamontes una cucaracha me la ofreció ya que era algo especial y que todo el mundo quiere … y ya le dije que estaba lleno, que yo solía comer poco jeje.
Pero la excursión realmente era para ver una cueva llamada la cueva de la matanza y un tren de bambú así que continuamos el camino hasta que llegamos a la montaña solitaria (ya que suele ser el país bastante llano) y subimos a la cueva donde antes de entrar me explica todo lo que pasó en este país en los años 70. Y es que el régimen de los yemenes rojos se mantuvo en el poder con Pol Pot a la cabeza desde 1975 hasta 1979 y en esos años este loco mato a casi la mitad de la población de Camboya o lo que es lo mismo unos 3 millones de personas y lo criterios de la matanza eran muy aleatorios como por ejemplo ser inteligente (mato a todos los que llevaban gafas ya que lo parecían) o todas las embarazadas o por supuesto si decías algo incorrecto o estabas en el lugar incorrecto. Pero antes de morir normalmente se torturaba a la gente muy cruelmente y las formas de morir eran horribles como quemado, ahogado en una bañera, tirado de cabeza a la cueva donde voy a entrar o muchas otras atrocidades como reclutar a niños soldados y darles un arma para que maten a uno de su familia o sino matarían a todos. Y eso que estoy siendo escueto y suave al contarlo pero si queréis saber más buscarlo porque es impresionante, vamos que los nacis eran casi buena gente en comparación.
Volviendo a la cueva, esta tenia una entrada superior con unos 20 m de profundidad desde donde tiraban a la gente y una inferior para poder rematarlos y donde hoy en día hay unas urnas con calaveras y huesos de unos pocos de las más de 20.000 personas que aquí murieron.
Después de este impactante lugar ya me voy a algo más bonito y relajante que son unos templos en la cima de esta montaña donde se pueden ver todos los campos ahora secos dando una sensación de sabana africana. Y en un rato bajo por los más de 600 escalones que tiene la bajada y llego de nuevo al pequeño pueblo donde me tomo un merecido batido y curiosamente me encuentro de nuevo a los españoles con los que me tiro un rato hablando.
A continuación nos dirigimos al tren de bambú y que es una línea de tren que iba de Battanbang a Phnom Phen y que fue abandonada por lo que ahora los locales hicieron unos pequeños vagones de Bambú entre varios pueblos y que explotan con los turistas y que cobran 4 eur por persona (a mi me la vas a colar chavalín). Así que yo le digo que es muy bonito pero que lo veo a pie que es mejor y cuando vuelvo para recargar energías me como un tentempié con mi guía a base de ratas fritas …. Uhhhh que bueno y el coge una bolsa llena para llevarlas a su casa.
Y este es nuestro siguiente destino y donde comeremos con su familia en una humilde casa de 1 habitación donde viven 7 personas y que muy amablemente me invitan a comer. La familia además está muy contenta porque su hijo a traído ratas fritas de las que después de 1 yo me abstengo y como la sopa con arroz que tiene mejor pinta.
Ya por ultimo me vuelve a llevar a hotel y después de estar desde las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde le pago unos 8 eur que no está mal. Ahora toca un poco de descanso y ya por la tarde una vueltecita por el mercado para ver más cosas súper apetecibles como podéis ver en las fotos.









Día 132: Miércoles 2 Marzo (Battangban – Phnom Phen):

Hoy vuelvo a cambiar de ciudad pero antes me doy un buen desayuno incluido un café vietnamita que está muy bueno pero que cuesta casi 1 eur (mas que un plato de arroz) y después y sin que sirva de precedente voy a tener un viaje corto de tan solo 6 h uh eso es nada para lo que me estoy acostumbrando y para lo que me queda.
Pero el bus que cojo hoy es barato (3 eur por 300 km) pero muy antiguo y el aire acondicionado es muy prehistórico así que hace un calor que flipas, pero entre un poquito de dormir y un par o diez de paradas finalmente llegamos a Phnom Phen (capital del país) donde supuestamente me está esperando un tuk tuk para llevarme al hotel pero nunca aparece y tengo que cogerlo por mi cuenta y después de regatear me cobra 1 eur (me quería cobrar 2,5, casi más que el bus). El alojamiento es más cutre y me cuesta lo mismo (unos 4,5 eur) que en el anterior.
Después de comer, me vuelvo al hostel donde veo una mujer española que conocí en el bus y nos ponemos a hablar y la verdad es que es súper interesante. Ella se llama Renee, y después de tener su vida en España se fue a india a realizarse espiritualmente y personalmente a los 53 años que no aparenta. Ahora es escultora pero es una experta en la cultura india y fue profesora de Yoga y es practicante, bueno pero todo lo que diga es poco para describirla puesto que probablemente sea la persona más interesante que he conocido.
Pero antes de que se haga de noche decido ir a dar una vuelta para ver un poco la ciudad que tampoco tiene mucho que ver. Pero es interesante ver el ritmo de esta ciudad que sin ser muy grande, es muy bulliciosa y poco loca en el tráfico. Pero he escuchado que ha cambiado mucho en los últimos años gracias a la inversión extranjera y ahora tiene un paseo por el Mekong muy bueno donde la gente se pone a bailar por la tarde o a hacer deporte y es muy curioso.
Bueno el rio Mekong es el rio más grande del sudeste asiático con más de 4300 km y en época de lluvia es el segundo más caudaloso después del Amazonas. Además nace en China y pasa por Myanmar, Tailandia, Laos, Camboya y desemboca en Vietnam y explico esto porque a voy a seguir su curso durante la siguiente semana hasta Laos. Por esto las vistas del Mekong son impresionantes por sus dimensiones.
A mi vuelta al hotel me vuelvo a encontrar con Renee con la que estaré hablando largas e interesantes horas sobre sicología, filosofía, cultura y espiritualidad siendo una de las conversaciones más interesantes de mi viaje. Además de explicarme el significado de multitud de templos como los de Angkor o el porqué de muchas cosas que desconocía.
Bus: 6h



Día 133: Jueves 3 Marzo (Phnom Phen):

Como esta ciudad no tiene un gran interés para mí, no madrugo mucho y después de desayunar con Renee, nos vamos a ver el museo del genocidio en el que te cuentan parte de los horrores que sufrieron este pueblo. Y por supuesto da escalofríos estar en las salas donde torturaron hasta la muerta a más de 40.000 personas y lo más curioso es que esta cárcel era anteriormente un colegio e incluso conservan las pizarras.
Pasamos un largo rato allí y a mí en muchos momentos me recuerda a Autzwitch en Polonia en el que estuve hace 1,5 años. Y ya sobre las 5 de la tarde nos volvemos caminando que es un largo paseo de 1 h hasta el hotel, donde continuamos hablando y Renee me muestra su obra en fotos y el significado de esta con los que las horas pasan volando hasta la hora de dormir que mañana me toca otra paliza de las buenas de más de 12 h hasta mi primer destino en Laos.






Día 134: Viernes 4 Marzo (Phnom Phen – Frontera Laos – Don Det (4000 islands Mekong)):

Me levanto a las 5:45 porque me recogen a las 6, así que hoy es uno de los días que más tengo que madrugar y es que el viaje es muy largo y la carretera muy mala. Después de recogerme me llevan a la estación de bus donde el bus, que al menos es bastante confortable, sale a las 7 de la mañana y después de múltiples paradas para montar pasajeros, echar gasolina, comer, reparar el motor, etc y unas 11h llegamos a la frontera con Laos después de unos 540 km. Allí me pasa una cosa curiosa y es que he apurado mi Reils (moneda de Camboya) y también he apurado mis dólares (solo tengo 2 uh que dineral…) y resulta que en la frontera de salida de Camboya ha llegado la corrupción y me piden 1 dólar para que me sellen el pasaporte con lo que solo me queda 1 dólar más y después de cruzar la tierra de nadie llego a la frontera de Laos y resulta que me piden 2 dólares para sellarme la entrada… otra vez la cara de Poker y yo diciéndole que no tenía dinero y el tío que o se los daba o no entraba en Laos… jeje bueno tenía unos 75 eur en bat tailandeses y euros guardados pero estaba en mitad de la nada y no los podía cambiar. Además tampoco podía volver a Camboya porque ya no tenía visado. Vamos que estaba en tierra de nadie entre Camboya y Vietnam con el rio Mekong a un lado y la selva probablemente llena de minas al otro (más o menos como estar entre Pinto y Valdemoro jeje). Pero después de 5 min dándole la chapa al policía me deja entrar y no llega la situación a peores jeje.
Ya solo queda 1 h de bus hasta que nos deja en nuestro destino (todo el viaje me costó 18 eur), en el que nos recoge una camioneta que tira por un camino de tierra durante 20 min hasta el rio donde tendremos que coger una barquilla que nos lleve a la isla principal de esta zona que se llama 4000 islas y que son las islas que se crean en el rio Mekong en época seca.
Pero aquí empezamos otra vez con los problemillas de cambio ya que por aquí escasean los cajeros automáticos y los bancos o casas de cambio así como la civilización. Así que me tienes ya de noche en las orillas de rio Mekong discutiendo con una local para que me cambie 1000 bat (unos 25 eur) a dólares y así poderle pagar el barco. Pero era demasiada información para una mente tan pequeña que estuvo a punto de autodestruirse en esos momentos jeje. Bueno no era tan fácil cambiar moneda de Tailandia a dólares americanos en Laos donde utilizan los kips (1 eur 11.000 kips) y por supuesto finalmente me hicieron un cambio chungo (pero que voy a pedir en esa situación), pero es que las opciones eran quedarme en la otra orilla en mitad de la nada, cruzar el Mekong a nado o pagar… así que pague y el barquito me salió (con el clavo incluido) por unos 5 dólares por 20 min.
Y por fin después de más de 13,5 h viajando llegue a mi destino y junto con un francés del que me hice amigo en estas peripecias encontramos un bungaló por 5 dólares que no estaba mal. Ya solo quedaba cenar en este sorprendente turístico sitio que está lleno de europeos y dormir mucho que lo necesito.
Bus + barco: 13 h




Día 135: Sábado 5 Marzo (Don Det (tour en bicy en 4000 islands en el rio Mekong)):

Después de dormir 11 h me levanto y me encuentro al francés para desayunar con el estaré todo el día y en cuanto que nos vamos a un bar con terraza vemos la grandeza de este sitio que es espectacular  con las cientos de islas que forma el Mekong. Y como las islas principales no son muy pequeñas lo mejor es alquilarse una bici (1 eur) y empezar a perderse en ellas por los carriles de tierra que tienen. Así que nos vamos a explorar y después de media hora por una magnifico paseo bordeando la isla llegamos a un antiguo  puente que cruza a otra isla un poco mayor donde nos vamos y cruzamos hasta llegar a una playa donde te puedes bañar y disfrutar del paisaje  y es que esta zona no tiene casi casas ni pueblos y el agua corre limpia (por lo menos aparentemente que ya es mucho) y se respira mucha tranquilidad después de tantas ciudades bulliciosas.
Además el baño te quita un poquito del calor que hace y más con la bici. Pero sin entretenernos mucho continuamos explorando y llegamos a otro pequeño pueblo donde hay unas vistas impresionantes y en el que pasamos un rato.
A continuación seguimos bordeando esta isla que tendrá unos 10 km de largo hasta llegar de nuevo al puente que nos lleva a nuestra isla que tendrá unos 5 km. Así que después de 4 horas nos hemos hecho una buena visita y ahora toca comer y una pequeña siesta para reponer energías.
Pero lo mejor está por llegar y es el atardecer que por suerte podemos ver muy cerca de nuestro hotel en un restaurante tomando un café helado y viendo este paisaje indescriptible hasta que se hace de noche. Y es cuando, después de descansar un poco, nos vamos a cenar con otros dos chicos que conocemos pasando una noche muy agradable.

Bueno me voy pronto a dormir que mañana tengo la paliza madre y es que salgo de viaje a las 11 de la mañana, paro a las 3 de la tarde en Pakse + 5 h de visita + 10 h de bus nocturno hasta Vientian y todo por 20 eur.













No hay comentarios:

Publicar un comentario