martes, 25 de enero de 2011

Diario de viaje del 13 de Enero al 22 de Enero

Hola amigos ya estoy otra vez aquí, ahora contando historias de robos de zapatos y de playas tropicales. Bueno estos 10 días los he pasado íntegramente en Malasia y he pasado de ver las torres petronas, símbolo del poder económico de este país, ha empezar la ruta de las islas tropicales que tantas ganas tenia de llegar. La isla de Penang estaba bien, pero la de Langkawi es una maravilla de playas de arena blanca, agua verde turquesa y palmeritas que terminan en la playa, todo ello mezclado con un ambiente muy relajado. Un autentico paraíso tropical que espero que os guste. También os doy un anticipo de lo que será probablemente el mejor sitio de playa que he estado nunca: Railay en Tailandia
Las fotos en el enlace de Malasia y también he colgado algún video en la carpeta de videos Malasia. También estas las fotos de los primeros días de Tailandia… que son una pasada pero todavía tendréis que esperar para que publique sobre ellas. 

Día 84: Jueves 13 Enero (Melaka):

He estado haciendo cálculos y hoy ya he hecho 1/3 de mi viaje. Pensar que me quedan otros 2/3 es increíble y emocionante. Me parece que llevo viajando mucho mas y que salí de Málaga hace años.
Después de levantarme un poco tarde y estar escribiendo para publicar, me voy a comer con mi compañero de habitación que me cuenta más sobre su viaje en el cual lleva ya 14 meses (y después decís de mí) y por primera vez en bastante tiempo también hablamos de trabajo ya que él trabaja en el mismo sector que yo aunque él era jefe de grupo. Este chico se cansó de su trabajo y decidió pedirse una excedencia y no sabe muy bien que va a hacer cuando vuelva dentro de unos 3 meses. Pero claro después de tanto tiempo tiene también un montón de anécdotas y historias con las que nos reímos un montón.
 A continuación este chico se vuelve al hostal y yo me voy a ver un poco la ciudad que tiene un estilo colonial con cierto encanto. Y os cuento un poquillo de historia para que entendáis mejor la historia de este país, que estuvo bajo muchos imperios hasta que llegaron los portugueses en 1511 a establecer la primera colonia. Después llegaron los holandeses en 1641 que dominaron la región hasta que llegaron los británicos en 1786 que progresivamente fueron colonizando toda la región hasta Singapur. Finalmente este país consiguió su independencia en 1963. El hecho que sean musulmanes data de 1400 cuando comerciantes indios (parte de la actual Pakistán) introdujeron el islam entre la lata sociedad de Malacca y de ay la mayoría de la gente que era Hinduista y Budista se fue convirtiendo extendiéndose también hasta Indonesia.
Por esto en la ciudad se pueden encontrar antiguas iglesias protestantes y una catedral medio derrumbada. Pero tampoco es que sea especialmente bonito.
Ya por la noche y con la incorporación a nuestro club de una inglesa nos vamos a cenar al restaurante (lujo por estos lares) y nos tomamos unas cervezas que por cierto son muy caras (1 litro 10 eur) ya que al ser musulmanes no beben mucho por aquí.  Lo más barato que encuentras en un súper es 1,5 eur la lata y teniendo en cuenta que puedes comer por 1 eur es muy caro. Pero hoy la verdad es que nos lo pasamos muy bien y nos animamos a pedir unas cuantas. Además teníamos música en directo (un tío muy peculiar) que nos amenizó la noche.




Día 85: Viernes 14 Enero (Melaka – Kuala Lumpur):

Hoy es el día en el que llegaré a la capital de esta joven nación y para ello tengo que coger un bus local en Melaka (5 km hasta la estación 20 cent). Y un bus muy cómodo que por 3 eur y 2 horas nos recorre los 180 km. Ya en Kuala Lumpur, una ciudad de 7 millones de habitantes el bus te deja en el sur y yo tengo que ir al norte (unos 10 km), pero en este país los transportes funcionan y la cuidad tiene una red de trenes y monorraíles que te llevan por 50 cent el viaje. Lo primero que se nota es que esta ciudad está creciendo y muy rápido ya que se ven muchos rascacielos en construcción y un crecimiento un poco desordenado.
Después de coger 2 trenes llego a mi hostel que no está mal aunque la habitación no tiene ventana (pero tiene aire acondicionado que es lo importante jeje).
Pero después de coger bus + bus + tren + monorraíl no tengo muchas ganas de dar vueltas y me quedo en el hostel viendo un peli, en internet y mimando a los dos gatitos que tienen que me hacen recordar mucho a mi gato, sobre todo el rubio que es del mismo color.
Bus: 2 h





Día 86: Sábado 15 Enero (Kuala Lumpur):

Cuando me despierto, miro la hora, y he dormido 13 horas (está bien de vez en cuando) ya que en la habitación solo estamos 2 personas y como no tiene ventanas no hay luz, ni ruido (quien me iba a decir que iba a preferir las habitaciones sin ventanas jeje).
Pero la primero sorpresa del día viene cuando me preparo para salir y me voy a poner los zapatos que se tienen que dejar en la puerta (es típico en Malasia) y empiezo a mirar, sigo mirando, termino de mirar, y mis zapatos han volado… me han robado mis queridos zapatos de más de 100 eur de trekking. Tras el mosqueo inicial, me lo tomo bien ya que en este tipo de viaje tienes que ir concienciado de estas cosas y pienso que otras cosas podrían ser mucho peores.
Así que me voy a dar una vuelta a esta bulliciosa ciudad, llena de tiendas súper baratas, a buscar zapatos y en menos de media hora ya he encontrado unos que me gustan que son de senderismo y que aun siendo los más caros de la tienda, me cuestan 16 eur. Aquí puedes llegar a comprar unos zapatos por 1 eur.
Bueno ya sí que puedo ir a ver la ciudad y después de pasear durante 30 min llego a mi primer objetivo y el icono de esta ciudad, las torres Petronas. Estas torres fueron el edificio más alto del mundo desde 1998 hasta 2003 con sus 452 metros de altura y ahora siguen siendo las torres gemelas más altas del mundo y el 5 edificio más alto del mundo. Esta torres cogen el nombre de la compañía de petróleo del país Petronas y lo más curioso es que tiene un diseño geométrico islámico de estrella de 12 picos decreciente que les hace tener una estética exterior espectacular. Lo único malo es que no puedo subir ni al Skybridge (que el puente que une las torres en la planta 41) ni al observatorio, porque está cerrado por mantenimiento durante una semana.
Pero sin darme por vencido sigo paseando por la ciudad y alguno de sus estupendos parques pegados a las torres y llego a la  cuarta torre de telecomunicaciones más grande del mundo que también está aquí, y está abierta. La entrada está bien de precio (9 eur), si comparo con las que he subido anteriormente y además te dan un audio guía con video que te explica todo lo que puedes ver en la ciudad. Esta torre mide 421 m y el mirador esta a 275 m, casi a la misma altura que el de la torre Eureka de Melbourne.
Después de estar más de 1 hora escuchando la audio guía y deleitándome con las vistas me entran ganas de quedarme un poco más en esta ciudad que aun no siendo la más bonita que he estado, tiene cosas que hacer y alguna que otra excursión cercana que me gustaría ir. Pero mañana cambio de nuevo de sitio así que otra vez será.
Como todavía tengo tiempo me dirijo a ver las mezquitas de la ciudad que son bastante bonitas y de camino me encuentro con un edifico súper chulo que me encanta. Finalmente y justo cuando aparecen las nubes llego a la mezquita nacional donde me dejan entrar (algo bastante inusual) y cuando me voy para coger el tren empieza otra de las típicas tormentas de la tarde. Así que me mojo un poco, aunque no mucho porque la cuidad está llena de pasarelas techadas para estas ocasiones (que son muchas).
Ya de vuelta en el tren puedo ver otra vez las torres petronas iluminadas y son una maravilla. Bueno esta es una de las megaconstrucciones que voy a ver en el viaje, pero todavía quedan muchas y muy impresionantes.











Día 87: Domingo 16 Enero (Kuala Lumpur – GeorgeTown (isla de Penang)):

Hoy toca madrugar para coger el bus que me llevará a Penang ya que tardo casi una hora en llegar a la estación de autobuses y el bus es a las 8:30. Lo bueno es que aquí lo autobuses son muy buenos y el viaje se pasa muy rápido. Para que os hagáis una idea de lo civilizado que está este país, en la isla de Penang hay un súper puente de 13,5 km que la une a tierra y que es uno de los puentes más grandes del mundo.
Lo único malo para mí es que el bus te deja a un lado de la isla y yo voy al otro (Georgetown) pero los transportes públicos en esta isla son muy buenos y puedes coger un bus que te recorre los 15 km hasta la ciudad por 50 cent.
Cuando por fin llego a la ciudad, la verdad es que no me impresiona mucho y me sorprende ver muchos edificios de apartamentos súper altos. Nada más hacer el Check in alquilo una moto para hoy y los siguientes dos días y aquí me sale por unos 16 eur. Y como hace tiempo que no voy a la playa pues me pongo el bañador, cojo la moto y me voy en busca de una. Aunque pensé que iba a ser más fácil encontrarlas, llego a una que no está mal y me doy un merecido baño hasta el atardecer. Aun así la isla por ahora no cumple mis expectativas de playas espectaculares.
De vuelta encuentro un McDonald y como hace mucho que no como allí pues ceno allí. Ya solo llego al hostel y después de un poquito de internet (en casi todos los hostel tienen Wifi gratis… igualito que Australia…) y disfruto un poco de la zona común de este hostel de estilo colonial y que me cuesta 6 eur al día.
Bus: 5h






Día 88: Lunes 17 Enero (GeorgeTown – Costa Norte – Monkey Beach (isla de Penang)):

Como ayer fue un día muy largo, hoy no me pongo el despertador y termino durmiendo un poco más de la cuenta (ya que como tampoco hay ventana en la habitación parece que es de noche). Pero directamente como algo y me voy con mi moto a recorrer la costa en busca de una buena playa donde pasar el día. Después de 20 min encuentro una playa en un pequeño pueblo donde ya no hay grandes edificios aunque si algunos resorts que monopolizan ciertas zonas de la playa. Pero esto hace que la playa este muy tranquila ya que casi no tiene entradas para el resto del publico. Esta playa está bastante bien pero no es todo lo paradisiaca que se podía esperar ya que no tiene muchas palmeras sino grandes árboles para dar sombra a los hoteles y el agua no es muy cristalina teniendo además que tener cuidado con las medusas. Pero bueno no nos vamos a quejar ya que me doy un lujo a la hora de comer, y me voy a un pequeño restaurante donde hay pizza… que ganas tenia de una… y junto con un zumo y en la misma arena de la playa con música de fondo, tengo una comida súper agradable. Otro de los aspectos menos positivos de este tipo de playas es que hay demasiadas embarcaciones de ocio como motos acuáticas o lanchas, pero bueno me quejo por quejarme, por estoy súper a gusto.
Pero como quiero seguir viendo la isla me voy a la esquina norte donde hay un parque nacional en el que (para mi sorpresa) se puede ir haciendo senderismo hasta unas playas que dicen que son las mejores de la isla. También te ofrecen ir en barco, que son sale caro si vas en grupos (20 eur el barco para 10 personas), pero andando es gratis y tardas una hora y media por un paseo muy recomendable si te gusta el senderismo.
Así que decido ir a una de las playas que se llama “Monkey Beach” ya se intuye que va a ver muchos monos y después de 1 h rodeando la costa y en medio de la selva llego a la playa que aunque no estaba todo lo limpia que debería (todavía no hay mucha cultura ecológica en este país, aunque bastante mejor que en indonesia) está muy chula. Como nota graciosa, hay que tener mucho cuidado con los monos en el camino ya que como te pares donde estas ellos, te empiezan a rodear y como venga el jefe te empieza a sacar los colmillos y a gritar para que no pases por allí.
Después en la playa lo que hay que tener cuidado es con tus cosas ya que como las descuides un poco vienen los monos (que saben abrir cremalleras) y que quitan todo lo que pillan… cámara de fotos, pasaporte… y después a ver si eres capaz de coger al mono… ni loco.
Lo bueno para mí fue que llegue a la playa bastante tarde y ya no había casi nadie con lo cual pude disfrutar de un poquito de tranquilidad y de una hermosa playa casi para mí solo.
De vuelta fui bastante rápido ya que se acercaba el atardecer y no quería conducir de noche, así que no pare mucho. Y al llegar al hostal me encontré con una chica que había visto en el parque nacional así que nos fuimos a cenar juntos. Bueno la cena fue un poco peculiar ya que comimos en puesto de la calle donde tienen la comida casi cruda y tú la metes en agua hirviendo para cocinarla a tu gusto. Ahora no sabes lo que es casi nada y vas probando a ciegas… unas cosas buenas, otras: error. Pero fue una buena experiencia que terminamos con una cerveza en un bar de reegue y charlando típicamente de nuestros viajes y nuestras experiencias pasadas.
Senderismo: 3h













Día 89: Martes 18 Enero (GeorgeTown – Penang National Park (playa Pantao Keratu) (isla de Penang)):

Me levanto sin prisas y después de comerme una hamburguesa callejera (75 cent), me dirijo de nuevo al parque nacional, pero hoy con el objetivo de hacer una nueva ruta que cruza por medio de la selva. Esta ruta finalmente dura 1 h y resulta muy gratificante y espectacular, pero lo mejor llega cuando llegas a la playa que está casi desierta y sin ninguna construcción y muy limpia. Esta playa sí que es relajante y muy bonita y sin duda la mejor de la isla de Penang. Además es muy interesante leer la información de un pequeño centro de interpretación que ahí allí, ya que esta es una de las playas donde todos los años vuelves las tortugas gigantes a poner sus huevos y ahí algunas fotos que los corroboran además de alguna señal muy curiosa.
Pero con mucha pena me tengo que 1 hora antes de que atardezca para volver de día al albergue. Y es una pena porque a esta hora no queda nadie en la playa y el sol se va por el mar de una manera súper espectacular.
Lo único reseñable del resto del día fue cuando iba conduciendo y me encontré en la carretera con un lagarto de unas proporciones descomunales (mediría como 1 m de largo) y me quede observando cómo se comía una rata.
Ya de vuelta prontito a la cama que mañana me muevo de nuevo y me tengo que levantar a las 6:45 para coger un barco que me llevara a la siguiente isla llamada Langkawi y de la que me han hablado muy bien.
Senderismo: 3h






Día 90: Miércoles 19 Enero (Georgetown (Isla de Penang) – Kuah (Isla de Langkawi) – Pantai  Cenang):

Después de madrugar, tomar el desayuno y andar 1 km llego al barco que es más bien pequeño y en él que voy a estar 3 horas. Para prevenir me tomo una pastilla para el mareo aunque el barco fue bastante bien y no se movió mucho. Y entre una película y un poco de dormir llego a Langkawi y más concretamente a un pueblo llamado Kuah que es donde está el pequeño puerto. Desde allí tengo que coger un taxi hasta la zona más popular de la isla que se llama Pantai Cenang y aunque no salen en internet hay varios hostales o guesthouses donde te puedes quedar en una habitación compartida por unos 3 eur o en un bungaló por unos 10 eur (mismo precio para 1 que para 2).
Además tengo internet gratis y la playa a menos de 5 min, así que no tardo en catar esa arena blanca y aguas cristalinas de esta isla tropical. Desde un primer momento me doy cuenta que esta isla es un sitio bastante tranquilo (algo que se agradece) está bastante cuidado y no masificado ya que solo tiene varios resorts en la playa y lo único que no me gusta es que en el mar hay demasiadas lanchas,  motos acuáticas, etc que hacen mucho ruido y te quita un poco de tranquilidad de este sitio tan bonito y paradisiaco. Por ahora esta es la mejor playa que he estado desde Australia y además la isla tiene otras cuantas playas más escondidas que mañana exploraré.
Conforme pasa la tarde mis sensaciones van mejorando aun más paseando por estas playas donde las palmeras están en primera línea y te recuerda a las postales típicas de islas tropicales, y poco a poco voy entrando en modo vacaciones y relajación. Y sin duda el mejor momento del día es el atardecer ya que esta playa tiene orientación oeste y el sol se pone por el mar esquivando las muchas islas que hay alrededor. Es espectacular y lo disfruto muchísimo ya que hace mucho que no veía un atardecer bonito por el tema de las lluvias de la tarde y las orientaciones de otras islas.
Y después de este placer vuelve al hostel donde hay un ambiente muy distendido y es súper fácil hablar con todo el mundo. Y es aquí donde conozco una pareja de argentinos con los que hare una buena amistad (que durara más allá de Langkawi), y paso la noche hablando con ellos.  
Barco: 3h














Día 91: Jueves 20 Enero (Pantai  Cenang – teleférico – Pantai Tangun Rhu (Isla de Langkawi)):

Hoy es el día de explorar la isla y para ello lo mejor es alquilar una moto, que aunque es un poco más cara que en indonesia, me cuesta unos 7 eur.
Pero antes tomo un buen desayuna en el hostel (que no es gratis pero está muy bueno y barato) y puedo conocer más gente.
Después alquilo la moto y mi primer destino es el teleférico (además de hacer ciertas paradas en sitios que veo bonitos en el camino). Esté está en la zona noroeste de la isla a unos 20 km de mi hostel y está sitiado en unas montañas espectaculares de unos 700 m de altitud. La entrada cuesta unos 7 eur pero vale la pena ya que al subir esos 700 m tienes unas vistas privilegiadas de la isla pudiendo ver todas sus playas e islas aledañas ya que las islas Langkawi son unas 100 islas de diferentes tamaños y yo estoy en la principal. Además de las impresionantes vistas también se puede visitar un puente espectacular que han hecho para conectar dos montañas y que está suspendido sobre un solo soporte (mejor ver las fotos para entenderlo). En total estoy 1,5 dando vuelta hasta que bajo con cierta pena de perder estas vistas pero con ganas de seguir explorando.
Pero antes me paro a comer algo y por casualidad me encuentro a unas chicas que conocí en el albergue y me siento a comer con ellas. Y resulta que aunque ellas van en taxi, van a hacer el mismo recorrido que yo, así que nos veremos en mi siguiente destino.
Y este destino es una de las mejores playas de la isla que se llama Pantai Rhu en la que solo hay un resort y nada más, así que esta súper tranquila y apenas tiene turistas ya que es la playa más alejada de los puertos. Y esta playa es preciosa y además no tiene barcos haciendo ruido, con lo que te puedes pasar horas paseando, bañándote o disfrutando de las magnificas vistas de las islas cercanas o las montañas de alrededor. Además cuando baja la marea, algo que por estas latitudes es muy importante de saber ya que pueden bajar hasta 4 metros, se puede ir andando a una isla que hay en frente de la playa (casi 1 km con el agua por las rodillas o la cintura). Y nos vamos a comprobarlo y después de 25 min llegamos a la pequeña isla, me parece casi imposible que esto suceda ya que en marea alta en esta zona puede haber 4 metros de agua sobre mí.
El día se acaba y tengo que volver a mi hostel antes de que anochezca y además tengo una conexión en directo pendiente, desde la playa con mi familia, Así que me vuelvo y después de un poco de internet hay que prepararse para la fiesta de la noche ya que hoy es luna llena y es típico hacer fiestas.
Bueno esta tradición nació en unas islas de Tailandia llamadas Ko Samui y Ko Panghan hace unos 20 años y hoy en día el día de luna llena hay una súper fiesta donde se reúnen entre 20 y 30.000 personas en la playa. Como esta fiesta está catalogada como una de las mejores de Asía y tiene tanto éxito, se ha exportado a otras muchas islas de Tailandia y Malasia, pero con mucha menos gente.
Así que después de recolectar a unas 10 personas de hostal, nos vamos a la playa a beber unas cervezas antes de ir a la fiesta, que la organizan en un pequeño islote a 10 min en barca de la playa. La fiesta cuesta 6 eur con los transportes y barbacoa (que no será muy abundante). Por lo que después de beber un poco nos vamos a coger el barco, pero hay que tener en cuenta que no hay embarcadero así que para montarme te vas a mojar casi hasta la cintura… cuidado con la cartera… la verdad es la primera vez en mi vida que cojo una barca de noche para ir a una fiesta en una islita desierta y es muy curioso. Después de los 10 min llegamos a la fiesta y está en una pequeña playa donde han montado un bar especial para la fiesta y unas hogueras y aunque al principio la gente está un poco más parada, en poco tiempo todos empiezan a bailar y junto con la luna llena casi como única luz, la música y todos los nuevos amigos que estoy haciendo, pasamos una noche súper buena.
Sin duda el momento más surrealista de la fiesta (para mí) es cuando el DJ puso el “Asereje” y todo el mundo se puso a bailar súper loco… y yo pensando esta gente de que conoce el asereje… misterios de la vida, pero en general la música estuvo bastante bien y yo termine la fiesta sobre las 4 aunque hay gente que se quedó hasta las 5:30… pero aun así  creo que es día que más tarde me he acostado de mi viaje… que triste jejeje… ya sabemos que los horarios anglosajones no ayudaban.
Moto: 3h























Día 92: Viernes 21 Enero (Pantai  Cenang – Pantai Thengan (Isla de Langkawi)):

Hoy es uno de los pocos días que me levanto con dolor de cabeza después de la fiesta de ayer, y es que nos bebimos algunas cervezas. Por eso y como me levanto cerca de la una me como un súper desayuno en el hostel (2 eur) con tostadas, dos huevos fritos, tomates, alubias, salchichas y café con leche. Todo ello junto con el ambiente tan bueno que hay en el hostel y que me ha hecho quedarme un día más de lo previsto. La gente es súper agradable y en todo momento estás hablando con mucha gente. Además como hay una chica española y una pareja de argentinos puedo hablar un poco de español.
Después de unas buenas conversaciones y un poquito de vaguear me voy a la playa con otro estupendo día ya que esos días nublados y esas tormentas de la tarde parece que desaparecieron a partir de kuala Lumpur. Ni me creo que hace 4 o 5 días que no me llueve… ya estaba un poquito arto de las súper tormentas. Y es que según he leído a partir de la mitad de malasia hacia arriba (Tailandia, Laos, Camboya, Vietnam) ahora es temporada alta porque estamos en el hemisferio norte en invierno, y es cuando hace menos calor (unos 28 – 30 grados de días; 20 – 22 de noche), algo que se agradece mucho, y no es época de lluvias (que por estas regiones pegan en verano los monzones, con los que hay que tener mucho cuidado).
Así que me quedo en la playa durante 2 horas con siesta incluida y me vuelvo al hostel para ducharme y planear mi viaje de mañana. Y es que estoy cambiado mi plan inicial de entrar al interior de Tailandia, a quedarme en la costa ya que vale la pena aprovechar estas maravillosas playas que ahí por aquí.
Y para ello después de mirar mis opciones decido comprar un paquete de viaje de una especie de agencia que me incluye en taxi + barco + transfer + bus por unos 25 eur. La opción de hacerlo por mi cuenta podría salirme por unos 15 o 20 eur lo cual no vale la pena ya que al final estas todo el día liado cambiando de transporte y preguntado.
Después de comprarlo me da tiempo a deleitarme con otro sublime atardecer con el sol cayendo por el mar, sentado entre las palmeras tomando un zumo de piña natural (1 eur). Esto sí que es vida… para mi es el mejor momento del día y por fin puedo verlo sin esperar que me caiga una tormenta.
Como he conocido mucha gente en el hostal termino yendo a cenar con ellos y lo raro es que el idioma oficial de hoy es el español ya que esta la chica española con el novio holandés que habla español y un francés que  también habla español. Así que nos vamos al restaurante de turno (gama media) y como siempre toca probar algo nuevo y como hoy tengo mucha hambre me termino pidiendo 3 platos (que aquí los platos son muy pequeños) y 2 bebidas, pero aun así la cena me sale por 5 eur.
Ya de tengo que escribir un poquito del diario que con tanto trato social que estoy teniendo no tengo tiempo ni para escribir.


Día 93: Sabado 22 Enero (Pantai  Cenang  - Kuah (Isla de Langkawi) –Satun (Tailandia) (barco 1 h) – Krabi (bus 3h) – Railay (Barco 15 min)):

Finalmente y tras hacer ciertas modificaciones sobre el trayecto original (para continuar lo más posible por playas espectaculares), hoy llegare a Tailandia. Como ya comente, ayer compre un pase que me lleva desde esta isla hasta unas playas espectaculares de Tailandia, y he elegido esta opción porque es un poco complicado llegar y así voy más tranquilo por una vez. Y digo esto porque en el pase me incluye un taxi de mi hostal al puerto de Langkawi (21 km) + un barco a la costa de Tailandia (Satun a unos 25 km) + un transfer del puerto a la estación de buses en esa ciudad + un bus hasta Krabi (4 h). Y aun así después tengo que ir al puerto de Krabi y coger otro pequeño barco por mi cuenta que me lleva a la playa que quiero ir. Vamos que no está mal el viajecito.
Así que nos recoge el taxi en el hostel a las 8 de la mañana y después de dar unas cuantas vueltas para recoger a más pasajeros, llegamos al barco a las 9. Esperamos a que llegue el barco y tras media hora nos montamos y cuando parece que ya estamos navegando y después de salir del puerto, damos media vuelta y volvemos porque el barco esta averiado…. Si es que las cosas no pueden ser tan fáciles…
Bueno esperamos 1 hora en el barco y llega otro al que nos tenemos que cambiar, y finalmente salimos con hora y media de retraso.
Y después de 1 hora de camino llegamos a Satun que ya es la frontera de Tailandia donde hay que esperar medio hora de cola para pasar el control de pasaportes. Como fui previsor y saque el visado en Bali, me sellan y me dan 2 meses (porque sino hubieran sido 15 días al entrar por tierra).
Ahora solo tenemos que coger el bus que nos llevará a Krabi en unas 4 horas y aunque las carreteras no son muy malas se hace un poco pesado. Lo bueno es que en el bus que he conozco a 2 gallegas que viajan juntas y un chico de Canadá muy simpático, y esto ameniza el viaje.
Pero al llegar al Krabi todavía tenemos que coger un barco (barquilla súper pequeña) que nos llevará a Railay que aunque es una península, no tiene carretera para llegar, ya que está flanqueada por enormes montañas. Así que después de negociar el precio (3,5 eur por 25 min de viaje) nos montamos los argentinos, las gallegas, el canadiense y yo. Y para nuestra sorpresa cuando llegamos a la playa tampoco hay embarcadero y tenemos que remangarnos y saltar desde la barquilla a la playa con las mochilas y andar un buen tramo ya que estamos en marea baja.
Además nosotros nos dirigimos a otra playa que está a 20 min andando desde donde nos deja el barco, así que nos ponemos en marcha y como último obstáculo de este viaje tendremos que escalar una colina para llegar a nuestra playa que sin mochila no es difícil pero cargados es un poco coñazo.
Por fin y después de 12 horas llegamos a este paraíso de la naturaleza llamado Railay y del que por ahora solo os diré que es el mejor sitio que he estado en mi vida ya que junta playas impresionantes con montañas espectaculares y un ambiente de gente deportista ya que es uno de los mejores sitios de escalada del mundo con más de 900 vias en los alrededores y claro todo mezclado con un paisaje tropical lleno de selvas y palmeras…. Increíble lugar al que ha valido la pena llegar.
Bueno ya solo nos queda buscar alojamiento y nos vamos preguntando por todos bungalós (que hay bastantes) pero están todas casi llenos y solo quedan las habitaciones caras… será porque es sábado. Pero finalmente encontramos uno que compartiré con el chico de Canadá y que nos cuesta unos 9 eur por cabeza pero aunque es un poco caro está muy bien.
Y después de ducharnos nos vamos a cenar donde nos juntamos otro montón de hispanohablantes y es que ya me iré dando cuenta que este es el sitio con más españoles que he estado desde que empecé el viaje.  Y eso hace que las sobremesas se alarguen y terminen por tomar unas cervezas. Y en contra de lo que me esperaba aquí también hay sitios de fiesta y hoy es sábado así que junto con las gallegas nos vamos a ver el único bar de la playa ambientado y resulta ser una fiesta de disfraces súper chila en la misma arena de la playa y con una música House buenísima y todo lleno de escaladores haciendo un poco el mono. Así que nos empezamos a animar ya que el alcohol aquí no es tan caro como en los países anteriores y nos dimos una buena fiesta… ya ves que si fue buena que aun estando súper cansado del viaje nos quedamos hasta las 5 de la madrugada.
Bus: 30 min (en Langkawi) + 10 min (Satun) + 4 h
Barco: 1h + 15 min














No hay comentarios:

Publicar un comentario