miércoles, 22 de diciembre de 2010

Diario de viaje del 12 de Diciembre al 22 de Diciembre


Contra todo pronóstico he conseguido publicar desde el culo del mundo (Timor Oriental). En estos 10 días han cambiado mucho las cosas ya que he pasado de la tranquilidad de la civilización a caos. Podréis ver cosas muy curiosas del territorio del norte de Australia como los cocodrilos saltando y los trenes de carretera. Pero lo más interesante fue el primer día en Dili, es largo pero vale la pena leerlo. Ya os seguiré contando las aventuras en indonesia…
Por cierto sobre las fotos: las de Cairns están todavía en Australia (Queensland), las de Darwin en Australia (Northen Territory) y el resto en Timor Oriental. 

Día 52: Domingo 12 diciembre (Cairns):

Después de actualizar el blog y subir las fotos algo que lleva un buen rato me voy a ver un poco la ciudad y más o menos consiste en hoteles, apartamentos y turistas. La gente para aliviar el calor se va a la gran laguna artificial que hay en al lado de la playa y además de esto e ir a la piscina, poco más hay que hacer, así que en remojo todo el día.
Pero lo más impresionante de hoy vendrá por la tarde y será una súper tormenta. Hacía tiempo que no veía caer tantos rayos y tanta agua… se tiró lloviendo como 2 horas pero de una manera torrencial y como no tenías nada mejor que hacer nos fuimos a la piscina para que nos lloviera allí, y así nos quedamos tomando unas cervezas hasta que acabó. Después de la tormenta el hostal se había inundado un poco e incluso había calado agua en mi habitación por el techo mojando un poco mi mochila, pero nada grave. Bueno en la puerta del hostal había como medio metro de agua pero aquí están acostumbrados ya que llueve casi todos los días.






Día 53: Lunes 13 diciembre (Cairns):

Al despertar, salgo a ver los efectos de la tormenta a la luz del día y sorprendentemente parece que no ha llovido desde hace un mes… vamos que lo mismo en España habría casas destruidas, muertos y coches en el mar, pero aquí nada de nada, otro día más.
Hoy me doy otra vuelta y lo que también sorprende de esta ciudad es que en todos los arboles, incluso en el centro, estas llenos de murciélagos y lo mejor viene al atardecer cuando todos ellos despiertan y salen a comer. Es entonces cuando ves cientos de miles de murciélagos por encima de ti, es algo impresionante.
Pero lo más divertido de hoy vendrá por la fiesta que organiza el hostal todos los lunes. Quedamos a las 5 en recepción para beber algo antes de salir y empieza a llegar la gente. Yo creo que todo el hostal y parte de otros se han apuntado porque por lo menos somos 50 y todos tenemos la misma camiseta pero personalizada con los rotuladores que nos dan. La verdad que la fiesta fue súper divertida porque además en cada sitio que llegábamos los del hostal preparaban algún juego entre la gente y la música estuvo perfecta para desfasar un poco. La íbamos liando por toda la ciudad cuando nos movíamos y más aun cuando llegábamos a los bares así en general fue una noche perfecta cumpliendo todas las expectativas. Empezamos a las 5 y terminamos a las 3 de la madrugada que ya son horas…






Día 54: Martes 14 diciembre (Cairns - Darwin):

Hoy cojo un avión a Darwin a las 12:45 así que me voy para el aeropuerto con un bus que me recoge en el hostel por solo 10 dólares. La compañía que cojo hoy es jetstart y el vuelo es bastante caro porque no mucha gente quiere hacer este trayecto y cuesta 160 eur. Pero en solo 2,5 horas me quito 2300 km, algo que en bus serían como 42 horas y finalmente costaría unos 250 eur…
Cuando llego está cayendo una tormenta pero aquí también tienen servicio de bus a domicilio y por solo 14 eur tengo una ida y vuelta al aeropuerto y me deja en la puerta del hostal.
Este hostal es más caro pero está muy bien con sus piscinas en la azotea y un aire acondicionado súper fuerte… que bien. Así que como estoy bastante cansado, después de un bañito y una cena, me voy a dormir un montón de horas.
Avión: 2,5 h




Día 55: Miércoles 15 diciembre (Darwin):

Cuando me levanto decido reservar un tour para ver saltar los cocodrilos al día siguiente pero como además justo al lado del hostal tengo un sitio de exhibición de cocodrilos, decido ir a los dos.
Nada más entrar en las piscinas de los cocodrilos, te quedas flipando… hay cuatro piscinas, cada una con un mega cocodrilo que rondan los 5-6 metros y que pesan unos 800 kg. Como puedes velos por un cristal, es impresionante y te das cuenta de la magnitud tan brutal que tienen y de la fuerza que pueden llegar a tener estos bichos. También tienen una exhibición de cocodrilitos y un montón de reptiles como serpientes y lagartos (como podéis ver en las fotos). Pero sin duda lo mejor viene cuando le dan de comer a los gigantes y ves como abren esa súper boca y parece que son lentos pero cuando quieren se mueven súper rápido.
Me ha encantado pero lo mejor vendrá mañana cuando veré saltar a los gigantes en el entorno salvaje del rio Adelaida que está a unos 60 km de Darwin. Si no tienes mucho tiempo o dinero, lo mejor es lo primero que he hecho, que cuesta 20 eur y tardas unas 2 horas, pero si quieres la experiencia completa cuesta unos 80 eur y estas desde las 12 hasta las 6 de la tarde.
También me doy una vuelta por la ciudad para ver la costa, que está desierta porque no te puedes bañar, pero cerca del puerto hay otra zona segura donde te puedes bañar en el mar y una piscina de olas que cuesta 5 dólares. Es una buena opción si no tienes nada que hacer. Por lo demás la ciudad no tiene mucho ya que en la segunda guerra mundial fue destruida por los bombardeos japoneses y además sobre los años 70 también hubo un terremoto que la dejo hecha polvo, así que el único edificio medio bonito es el parlamento supongo que de este territorio, que es el territorio del norte, en el que no vive ni el tato. Y digo esto porque creo que esta es la ciudad más gran de un territorio más grande que España y vivirán unas 50000 personas, así que imagínate el resto.










Día 56: Jueves 16 diciembre (Darwin (Adelaida River SALTO DE COCODRILOS)):

Hoy sí que es un día interesante porque me voy de excursión a ver los cocodrilos en su entorno salvaje. Pero antes tengo que coger el bus que me lleva allí en un tipo tour, que curiosamente voy yo solo y la conductora me va explicando un montón de cosas como que en toda la región de Darwin solo viven 120.000 habitantes y eso que esto es la capital de todo el territorio. Pero lo que más me impresiona del trayecto es algo que típico de Australia pero que todavía no había visto, y son los “Road Trains”. Estos son los “trenes” que tienen en estas regiones tan inhóspitas, pero que realmente son como varios camiones unidos y articulados y que pueden llegar a medir hasta 54 m de longitud, es decir, más de medio campo de futbol rodando al lado tuyo con el coche… que quedas flipando cuando pasa uno. El más grande que vi tenía 4 camiones unidos y llevan unas protecciones delanteras súper potentes por si se les cruzan animales, para destruirlos ya que para frenar ese monstruo se necesitara un buen espacio. Por lo demás el camino es bonito con un cambio de la selva habitual a unas zonas pantanosas que es el hábitat preferidos de los cocodrilos. Toda la región de Darwin está llena de este tipo de zonas inundables y como estamos en época de lluvias pues están anegadas.
Por cierto aquí la época húmeda o su verano es la temporada baja de Darwin porque no quiere venir nadie ya que en el resto de Australia (victoria y  new south wales) hace mejor tiempo (menos calor y menos humedad).
Continuando con la excursión, antes de llegar a rio Adelaida pasamos por unos humedales donde se pueden ver cientos de pájaros diferentes y un centro de interpretación del entorno. Pero lo bueno llega cuando empieza el mini crucero por el rio de unos 40 min. Finalmente como estamos en temporada baja en el barco solo vamos 3 personas así que voy a ver todo perfecto, y nada más empezar ya viene el primer cocodrilo en busca de la carne que el guía le está ofreciendo. Pero no le darán la carne tan fácil, primero tendrá que saltar para cogerla y ahí es donde ves salta hasta 2 metros de alto a cocodrilos de entre 3 y 5 metros. Hay veces que solo les queda la cola dentro del agua… es algo increíble, y como el barco es muy pequeño (unos 8 m de eslora) y esta a escaso medio metro del agua, podrías hasta tocar a los cocodrilos, claro si no te importa perder un brazo.
Es súper impresionante cuando estos bichos se acercan al barco sigilosamente y aparecen de repente para coger la carne y cuando no lo consiguen se te quedan mirando como diciendo “no me vaciles…” Hay veces que te tienes que poner un poco más adentro del barco porque parecen que van a saltar dentro, la verdad es que ha superado mis expectativas… y es que por lo menos le dimos de comer a 10 cocodrilos. Pero además, y una cosa que me sorprendió mucho fue el águila blanca australiana que es la segunda mayor de Australia y que al ver la carne colgando también se acerca a ver si la pilla. Y el guía, una de las veces la puso para que la cogiera y le lanzo a toda velocidad trincándola a la primera. También dimos de comer a una especie de halcones que se tiraban empicados a coger los trocillos de carne del agua. 
En general ha valido la pena y me quedo muy satisfecho. Ya de vuelta en el hostel un poquito de cenar y que no se me olvide la pastilla para la malaria que hoy es ya el tercer día que me la tomo, porque mañana voy a Dili que está ya en zona peligrosa. Bueno hoy me tendré que acostar temprano porque tengo que coger el bus para el aeropuerto a las 3:45 para empezar las aventuras que me esperan en Asia.














Día 57: Viernes 17 diciembre (Darwin – Dili (Timor Oriental)) (El viaje se pone interesante):

Como ya dije, me levanto a las 3:15 después de haberme acostado a las 11 y me preparo para coger el bus que me llevará al aeropuerto. Como siempre puntual, me recoge a las 3:45 en el hostel y llegamos al aeropuerto a las en apenas 10 min.
Allí me dirijo a hacer el Check in a Air North que es la compañía que vuela a Dili. El vuelo me ha costado unos 200 eur (bastante caro), pero es normal ya que no mucha gente hace este trayecto. Creo este avión sale 3 veces en semana y si no la única opción es ir a Bali que está bastante más lejos y me saltaría muchas islas intermedias.
Después de pasar varios controles incluidos el de inmigración para salir de Australia me dispongo a esperar el embarque y para mi sorpresa tengo internet así que como tengo tiempo ni miro las puertas, hasta que me doy un buen susto cuando veo que cierran las puertas para un vuelo que va a Dili…. Pero son las 5:30 y mi vuelo salía a las 6:30, después de unos momentos de pánico creyendo que había perdido el vuelo me dicen que  en 1 h sale mi vuelo y que este era otro de las naciones unidas… puff ya creía que me quedaba allí.
Ya en la hora correcta me monto en el avión y en 1 h y 15 min llegamos a la isla de Timor en la que ya desde el avión se ve un cambio evidente en el paisaje y es que es una isla muy montañosa con cumbres de más de 3000 m.
Como era de esperar el aeropuerto de Dili es una pista chunga con una casetilla de salida y entrada donde lo primero que tengo que pagar es la “visa on arrival” vamos que pagas 30 dólares por un papelito que le entregas al de la siguiente casilla que es el agente de inmigración que me pone un sello con validez de 7 días. Una vez en la salida me cojo un taxi y le digo que me lleve al sitio más barato para dormir que es un albergue para extranjeros, vamos un hostal parecido a los que he estado pero más cutre. El taxi me cuesta 10 dólares… vale me han timado porque normalmente son 5 pero que vas a hacer si casi no puedes hablar con ellos.
El hostal es el único de este país y cuesta 12 dólares la noche en habitación compartida y 20 en individual. Por supuesto cojo compartida porque no es para nada barato. Y es que como utilizan dólares americanos los precios es este país no son muy baratos (por ej. en indonesia los precios son un 25 % de los que aquí). Cuando llego a la habitación lo único que me importa es que tenga aire acondicionado y lo tiene así que bien. Bueno en hay otros dos chicos, un inglés y un finlandés y en total en el hostal no habrá más de 6 personas. Por lo tanto el número de turistas en Timor Oriental hoy se reduce a 6 personas. Digo esto porque después estuve buscando otro alojamiento barato y no existe, solo hay 4 o 5 hoteles que además tienen pinta de cutres y con precios de unos 40 dólares la noche y aquí se queda la gente extranjera que viene a trabajar, porque como comprenderéis aquí no vienen turistas con dinero para estar en estos tipos de hoteles.
Como es temprano decido alquilarme una bici que cuesta 3 dólares todo el día e irme a ver la costa. Lo primero que hay que hacer es concienciarse de que aquí las reglas de circulación no existen y todo vale, así que hay que ir con cuidado. La ciudad es un poco caótica pero no mucho porque no es muy grande, tendrá unos 50.000 habitantes y en cuando pasas el centro se va tranquilizando mucho. Me recorro toda la costa viendo los mercadillos populares de verduras, cocos, pescado (con millones de moscas alrededor) y todo tipo de cosas que se puedan vender. Pero al contrario de Marruecos esta gente no te agobia para que compres, yo creo que porque todavía no hay turismo y además yo voy vestido como un gitano y estoy ya súper moreno así que me camuflo bien jeje.
El paisaje cambia radicalmente conforme pasas los primeros 4 km y empieza a haber playas estupendas y estar todo bastante cuidado con restaurantes en la playa y aguas cristalinas (nada que ver con las “playas” de la ciudad). Se puede seguir la carretera hasta el final de la bahía (unos 7 km) y esta es la zona más tranquila de todas y aquí puedes subir a una colina donde hay una gran estatua (tipo rio de Janeiro pero en cutre). En esta playa me quedo dándome un baño y regreso feliz y contento al hostal queriendo reservar mi bus para Kupang y es entonces cuando mi suerte cambia.
Problema número uno, me entero que cuando pasas la frontera desde Timor oriental a Indonesia por tierra necesitas un visado de la embajada… que putada. Así que me voy corriendo a la embajada que está a 10 min andando pero ya está cerrada porque solo abre de 8 a 12 los días laborables y hoy es viernes y son las 12:30 ¡¡ qué suerte!! Ahora me tengo que esperar hasta el lunes para pedir la visa y después esperar 3 días hasta que me la den, así que tengo que estar una semana en este país (básicamente en Dili) yujuuuuuu… (IRONIA).
Pero mi mala suerte no termina aquí, después de esta gran noticia tengo que sacar más dinero (dólares americanos), para pasar esta semana y en este país solo hay 3 cajeros automáticos: 1 en el aeropuerto (demasiado lejos), otro a 2 km en el único banco del país ANS pero esta estropeado y otro en una gasolinera “Tiger” cercana, así que me voy al tercero, meto mi tarjeta, introduzco el pin y … tachannn se come la tarjeta y me dice que esta cancelada y que hable con mi banco… podéis imaginar mi cara en ese momento… entonces me voy al único banco del país y después de andar 20 min con un calor infernal y una humedad del 1000 % y esperar una cola de 1 h me dicen que vuelva a las 16:00 que tendré mi tarjeta. Para hacer tiempo me voy a internet (en Timor hay unos 2 o 3 sitios de internet) y intento entrar en mi cuenta de BBVA y está bloqueada, esto es casi peor que lo de la tarjeta porque no me deja hacer transferencias a mi otra cuenta.
Vuelvo al banco y después de la espera me dicen que no me pueden devolver la tarjeta porque es de crédito y necesitan una autorización de mi banco y que hable con ellos… como si eso fuese tan fácil… así que vuelvo a internet y al hablar con mi familia (por skype que es básicamente la única opción barata que existe), me dicen que el banco había llamado anulándome la tarjeta y que me mandarían una nueva porque creían que estaban haciendo un uso fraudulento (por los cargos en mi viaje en diferentes países), y aunque mi padres le explicaron que no era así, dicen que son reglas automáticas de seguridad y a mí que jodan en el culo del mundo (bueno eso lo digo yo jeje). Bueno ahora tengo que ir pensando como mis padres me podrán mandar esa tarjeta desde mi casa a algún lugar del mundo donde este… quizás Singapur (a un hotel, apartado de correos o algún servicio de correo urgente…). Además después de hablar yo con los de BBVA (con skype no se puede llamar a 902 pero hay un teléfono de asistencia internacional que puedes encontrar si buscas por “no más 900 BBVA”, esta es una página de wikipedia donde te dan alternativas a números 900), me dijeron que hasta que no tenga la tarjeta no me pueden desbloquear el acceso.
Menos mal que tengo otra cuenta en Uno-e y otra tarjeta, pero como nunca la utilizo no me acuerdo del pin jeje… bueno finalmente el pin está en mi casa y mis padres lo encuentran y vuelvo al cajero con miedo de perder mi única tarjeta, pero no hay más problemas y puedo sacar dinero. Ya solo tendré que solucionar el cómo tener acceso a internet y recoger la otra tarjeta, pero para eso tendré que esperar.
Yo creo que por hoy está bien y me vuelvo al hostal para ducharme por segunda vez ver un poco la tele ya que tienen un montón de series en DVD y acostarme que estoy reventado.
Avión: 1h 15 min






Día 58: Sábado 18 diciembre (Dili) (Conociendo este país):

Bueno ya os puedo contar unas cuantas cosas curiosas sobre Timor Oriental, como que fue una colonia Portuguesa hasta 1975 cuando consiguió su independencia. Pero acto seguido fue invadida por Indonesia que estuvo en el país hasta 1998 en el que se independizó de nuevo. Aunque sus problemas fueron a mayores cuando tuvieron una pequeña guerra civil que termino sobre 2003 cuando se instauró una democracia gracias al apoyo de las naciones unidas. Hoy día el país está muy tranquilo con respecto a violencia y en ningún momento te da sensación de inseguridad aunque claro está que si de pobreza. También a día de hoy se pueden ver los coches de UN patrullando la ciudad y los antiguos puestos de control. Ahora solo siguen activos los puestos de control de las afueras en los que hay agentes de la UN con metralletas parando a los coches.
Otra cosa curiosa de este país es que conducen por la izquierda… ¿? … supongo que por la influencia de Australia que está cerca. Bueno y la moneda que usan son dólares americanos... ¿?… supongo que porque los americanos tienen apoyarían el actual régimen y con su apoyo se aseguran una posición estratégica en esta parte del mundo.
Los lenguas que hablan aquí es el “tatu” típico de esta isla y que creo que viene de la familia del indonesio, pero también te hablan en Portugués en el que se puede entender algo. En ingles hablan muy básico y no mucha gente, pero sino les hablas en español y algo te entienden.
La religión que tienen es la católica por eso, para mi sorpresa, cuando va andando por los barrios te encuentras con belenes improvisados con los materiales que van pillando y los puedes ver allí rezando. 
Con respecto a los precios, para que os hagáis una idea, en el cutre súper una botella de agua 1,5 L = 0.6 $; comer típico de aquí entre 2,5 y 5 dólares y unos 7 si te vas a sitios caros. El internet en el sitio caro del primer día era 4 $ la hora, pero al lado del hostal hay unos por 1$ aunque más lento y no tienen micrófono para hablar con skype (así que me compraré uno por 10 $ porque solía hablar con mi portátil).
Bueno hoy además tengo que preparar las cosas para la visa de indonesia en la que se necesita: 1) carta en ingles explicando que vas a hacer en indonesia y por dónde vas a estar (en el hostal hay una carta típica de otra gente y la puedes copiar); 2) Rellenar formulario que te dan allí; 3) 1 foto de carnet pero con el fondo rojo …¿?... (Te la puedes sacar en la ciudad y cuesta 4$ 4 fotos con los tamaños que te piden y te las dan en 15 min); 4) fotocopia de pasaporte; 5) 45 $ para el visado.
Por lo tanto me tiro todo el día dando vueltas por la ciudad probando la comida típica y viendo cómo vive la gente que aunque no tengan mucho siempre sonríen. También es día para hablar con amigos por internet y buscar soluciones a los problemas.




Día 59: Domingo 19 diciembre (Dili):

Ayer me dijeron en la embajada que me pasase hoy para apuntarme en una lista para ser el primero el lunes, pero cuando llego los que hay en la puerta se quedan con cara de póker y me dicen que no hay lista (… esto es Asia…). Me vuelvo al hostel y me pongo a escribir para poder recordar en un futuro todo lo que me está pasando y reírme pensando que estaba “atrapado en Timor oriental por una semana”. Que no es del todo cierto porque se puede coger un avión pero son bastante caros. Bueno desde este aeropuerto solo salen 3 aviones 1 a Darwin, otro a Bali y otro Singapur y el más barato cuesta 200 eur.
Por supuesto continuo probando la gastronomía de por aquí y como siempre muy especiada, sabores fuertes y cosas nuevas.
Por otro lado con respecto al calor y humedad, creo que este es el sitio que más es sudado sin hacer deporte en mi vida. Solo con mi vida normal llego al hostal choreando de sudor incluso se me mojan los pantalones y lo billetes están húmedos, es increíble la humedad que hace aquí. Ahora sí que echo de menos el frio.







Día 60: Lunes 20 diciembre (Dili) (Embajada de Indonesia):

Me levanto temprano para ir ser de los primeros en la lista para hacer la visa de indonesia y a las 7 ya estoy allí. En la cola conozco a un indonesio muy simpático que me cuenta muchas cosas interesantes de indonesia y lo más importante es, que es súper barato.
Después de esperar hasta las 8:30, sele un tío con la lista y en ese momento toda la gente que había por allí se agolpa en la puerta para apuntarse y consigo ser el numero 11, lo que es más que suficiente porque hacen 55 visas al día. Después de enseñar mis papeles, paso dentro donde en media hora me llaman para dar todos los documentos que piden y los 45 $ y me dicen que me pase el jueves a recoger mi pasaporte con el visado. El desprenderme de mi pasaporte no me hace ninguna gracia pero no tengo opción. Como nota graciosa, cuando te llaman en para turno dicen tu numero pero “tatu” (idioma local) e “bahasa” (indonesio) y estuvieron repitiendo el mío hasta que después de un par de minutos con todos mirándonos dicen el numero en ingles y me levanto y todo el mundo empieza a reírse.
Con este punto resuelto me dirijo al hostal a reservar el bus para el jueves por la mañana, algo que se vuelve de vital importancia puesto que he visto en mi pasaporte que me hicieron un visado de 7 días a la entrada a Timor y esos 7 días terminan el jueves. La gente que trabaja en el hostel siempre simpática llama por mí al bus que me recogerá a las 8 de la mañana del jueves para tirarme 12 h hasta llegar a Kupang en el otro lado de la isla pero que ya es indonesia. Este bus me ha costado 20 $.
A continuación necesito seguir planeando un poco mi viaje y como veo que los vuelos de Kupang (Isla de Timor) a Ende (Isla de Flores) son muy baratos me voy a una agencia de la compañía aérea Merpati (es de las pocas compañías que vuela por esta zona de indonesia). Y te tienes que ir a una agencia porque desde internet solo puedes comprar si tienes una cuenta de banco en indonesia. El vuelo me cuesta 40$ y tarde 1 hora en vez de 19 del barco para el mismo trayecto. La verdad es que la agencia me ha cobrado como 7 eur de comisión pero aun así es muy barato.
Conforme va pasando el tiempo me voy adaptando al ritmo de vida de esta ciudad y voy encontrando los sitios baratos donde comen ellos y hoy ya he comido por 2,5$. Lo más típico es que te pongan un gran plato de arroz y después tú eliges sobre unas 10 cosas diferentes para  echarle por encima como pollo, verduras, pescado, etc. y cada platito extra son 25 cent.
Otra cosa que te llama la atención de esta ciudad y del país es que más del 70% de la población tiene menos de 17 años y es bastante difícil ver un viejo o alguien alto o grande. Son todos muy pequeñitos y las mujeres ya ni te cuento. Y te das cuenta porque siempre te tienes que agachar pasando los arboles porque los cortan para los hobbits.
Pero hoy todavía tendré una grata sorpresa ya que por la noche llega al hostel una paraje de españoles (madrileños) con los que estaré hablando largo rato acerca de su viaje y el mío y por primera vez en tiempo en español, algo que se agradece. Ellos estaban viviendo en Lausana y cogieron un año para hacer un súper viaje con la moto empezando por América, Australia y ahora, después de 30.000 km han llegado aquí. Ya os pondré su página web en mi blog para que veáis sus aventuras.



Día 61: Martes 21 diciembre (Dili)(Esperando el visado):

Hoy es un día en el que iba a hacer una excursión a la segunda ciudad más grande de este país que se llama Baucau y que tiene 16.000 habitantes, pero cuando me levanto está lloviendo y como lo mejor que se puede hacer por allí es bucear pues decido no ir. Además está a 110 km y se tarda unas 4 horas en bus y la parada del bus esta a 5 km de la ciudad (el precio del trayecto era 2 $)
Finalmente como me quedo en Dili me dedico a seguir planeando mis siguientes pasos en indonesia y la verdad es que cambio bastante todos lo planteado originalmente aunque dejando 3 días para Lombok otros 3 para Bali.
También hablo con los españoles para quedar en Kupang donde pasaremos la noche buena y probablemente cenemos en algún sitio chulo para darnos un pequeño homenaje.
Lo primero que tengo que hacer cuando llegue a indonesia es comprarme un tarjeta sim del país para poder estar localizado y poder llamar muy barato. Supongo que me tendré que comprar un teléfono libre para poder meter la tarjeta pero me han contado que por unas 10 eur puedes tener uno chungo y que por otros 5 eur tienes la tarjeta con llamadas.
También hoy llegan al hostal otros dos europeos que van a mi cuarto en el llevaba dos días durmiendo solo ya que el finlandés se había ido a ver el país y volvería mañana. Pero igualmente en este hostal he estado durmiendo muy bien, tranquilo y mucho. Finalmente todos estos días me han venido bien para hacer un pequeño break en mi viaje y el no tener que moverme cada 2 días. Simplemente estar en el mismo sitio de vez en cuando viene bien.
Además en el hostal somos como una pequeña familia donde todos nos conocemos y hay muy buen ambiente y muchas veces por la noche nos sentamos todos en el pequeño salón a ver una película. 








Día 62: Miércoles 22 diciembre (Dili)(Recogida de visado):


Al ser hoy mi último día en Dili decido alquilar una bici e irme a hasta el final de la bahía donde una pequeña montaña y en su cumbre hay una estatua de Jesucristo de unos 20 m de altura. Lo mejor es que al pasar esta colina hacia el otro lado de la costa hay una playa virgen con arena blanca a la que solo se puede llegar subiendo y bajando la colina ya que la antigua carretera que bordeaba el cabo esta destruida por el mar. Así bajo a playa y tengo uno de los mejores momentos en este país, tirarme en la playa con agua cristalina y sin ningún ruido.
Ya de vuelta decido volver por la antigua carretera pero no es nada fácil ya que hay puntos en los que tienes que pasar por las rocas y esquivar las olas, aunque es gratificante porque puedes ver un montón de grandes cangrejos que viven por allí y otros animalillos que no se muy bien que son. Lo único malo de esta escapada es que se me olvido la cámara. Bueno otro punto negativo es el calor asfixiante que te hace sudar litros, pero de vuelta me paro por algún bar a tomar algo y se está de lujo, parece que has salido del país. Y todo esto esta a solo 7 km de la bulliciosa capital.
A mi pesar tengo que volver porque a las 2 de la tarde tengo que recoger mi visado en la embajada de indonesia. Cuando llego estoy totalmente empapado en sudor y me hacen esperar otra media hora hasta que me dan mi ansiado pasaporte con el visado.
Como ya no me queda mucho por hacer pregunto en el hostel y resulta que hay un palacio presidencial cerca del hostel donde dando el pasaporte te dan wifi gratis en los jardines. Ya me podía haber enterado antes… Así que esta es la oportunidad de publicar y subir las fotos, que aunque va un poco lento en un par de horas lo tendré todo subido. Bueno no creo que pueda subir los videos y los de los cocodrilos saltando están muy chulos, pero ya es más de lo que me esperaba.
Bueno mientras que estoy subiendo las fotos empieza a caer una tormenta muy fuerte y el techo, que es de cañas y hojas de  palmera empieza a calar, pero consigo mantener seco el portátil aunque todo el suelo empieza a inundarse también. Son cosas del clima tropical a las que me voy acostumbrando. 













1 comentario: